Archivos Mensuales: enero 2014

LA SALAZÓN, Arte milenario en las costas alicantinas.

LA SALAZÓN, ARTE MILENARIO EN NUESTRAS COSTAS

La abundancia de materia prima: sal, agua, pesca y unas condiciones climáticas propicias, fueron pieza clave para el desarrollo de la salazón artesanal.

Lee el resto de esta entrada

Alicante vivía para ser la Explanada

“Alicante es una ciudad que parecía ofrecer su cuerpo al descuido, tendido hacia el interior, en la sombra, presentando su rostro al sol, apoyado en sus dos brazos, mirando al mar. El paseo de palmeras es su rostro y constituye al visitante su goce y tranquilidad; estar en Alicante es estar en la Explanada. Alicante vivía para ser la Explanada, para estar sentado allí”
Juan Gil Albert

ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO Y TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
©RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

Leyenda del Castillo de Santa Bárbara

Cuenta la historia que Nicolás Perich, Alcaide y defensor del Castillo de Santa Bárbara, murió defendiéndolo, oponiéndose a la voluntad de rendir la plaza ante Aragón pues él: “juró fidelitas (fidelidad) a su señor castellano”.

Tan grande era la lealtad de este súbdito que, cuando cayó la muralla don Nicolás defendió, piedra a piedra, su honor. En mitad de esta pelea herirá a Don Berenguer, amigo de Jaime II, que viendo que su señor estaba batiéndose en duelo con el castellano, intervino apoyando a su soberano. Esta intervención le salvará la vida, pero como contrapartida tendrá el resultado de la muerte de Perich.

Su cuerpo quedó tendido sobre la fría piedra del suelo, con la espada derecha empuñando su espada y la izquierda asiendo, fuertemente, las llaves de la fortaleza, negando, con tal hecho, la rendición. Tan grande fue la lealtad del alcaide que tuvieron que cortarle la muñeca para poder quitárselas, al igual que el resto del cuerpo que fue despedazado y entregado a los perros.

La historia siempre es más cruel que la triste realidad, y hoy por hoy, una mano cortada aferrando unas llaves es parte del escudo de la fortaleza de Santa Bárbara.Esto es la historia, o se supone, pues de aquí nacerán varios, mitos, leyendas o, para algunos dogmáticos: “irrealidades”.

La primera de ellas dice que el día que la mano de piedra se abra y deje de sujetar los preciados “fierros”, la ciudad de Alicante será conquistada ante cualquier enemigo (la historia nos ha demostrado que esta fortaleza goza de fama de inexpugnable. Alicante nunca fue conquistada, ni por los Ingleses en la guerra de sucesión -1700-1713-, ni por Napoleón 1808-1812- cuando invadió la Península Ibérica junto con Lisboa y Cádiz son las únicas tres ciudades que se “salvaron” de la invasión francesa-).

Parece que la maldición de Perich y el reconocimiento de lealtad por parte de sus asesinos, sirvieron para algo.Otra leyenda que nacerá de esta acción es, como no podía ser de otra manera, que, año tras año, el día que tal combate se llevó a cabo, vuelve a suceder. Dicen que en esa fecha, de madrugada (que es cuando sucedieron los hechos), podemos oír caballos, ruidos de espadas, injurias, gritos… todo el fragor de la batalla.

Pero hay una tercera más romántica: Cuentan que cuando hay peligro para ésta ciudad, cuando un invasor se acerca, se puede oír y ver a Don Nicolás Perich, vestido como aquel triste día, dando órdenes a su ejército para defender la urbe.

Cuentan que este alcaide leal y fiel, no sólo juró fidelidad a su Rey, sino también a la ciudad que tenía bajo sus pies.

Cuentan que cuando juró dijo: “la defenderé con mi honor por siempre”, y eso es lo que sigue haciendo, pues la muerte, como siempre ocurre en las leyendas, puede ser vencida por la lealtad, la fidelidad y el honor.”

Redactado por: David Brufal Selva on enero 18th, 2012

http://blogs.ua.es/mitosleyendasalicante/

ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO Y TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
©RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

Faro de l’Albir

Nos alegra comunicaros que a partir de mañana el Faro de l’Albir vuelve a estar abierto los fines de semana.
Esperamos que disfrutéis de él!!! ‪#‎Patrimoniolalfas

ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO Y TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
©RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

Els nostres pobles.- ALICANTE

Alicante

Bandera 
Escudo
Alicante 

Ubicación de Alicante en España. 

Ubicación de Alicante en la provincia de Alicante. 
  • Apodo:”La Millor Terra del Món”, Marqués de Molins.
  • Lema:Muy ilustre fiel y siempre heroica ciudad de Alicante
  • País España
  • Com. autónoma Comunidad Valenciana
  • Provincia Alicante
  • Comarca Alacantí
  • Partido judicial Alicante
  • Ubicación Coordenadas: 38°20′43″N 0°28′59″O
  • Altitud 0 msnm
  • Superficie  201,27 km²
  • Fundación 324 a. C.
  • Población  335 052 hab. (2013)
  • Densidad 1664,69 hab./km²
  • Gentilicio  alicantino, -na
  • (val.) alacantí /ina1
  • Predom. ling. oficial  Valenciano2
  • Código postal 03000-03016
  • Pref. telefónico  96
  • Alcaldesa (2011) Sonia Castedo
  • Presupuesto 240.409.532,99 € (año 20123 )
  • Fiestas mayores Hogueras de Alicante
  • (19 de junio – 24 de junio)
Alicante (en valenciano y cooficialmente Alacant) es una ciudad y municipio español, capital de la provincia homónima, una de las tres que conforman la Comunidad Valenciana. Es ciudad portuaria situada en la costa mediterránea. Por su población, de 335.052 habitantes (INE 2013), es el segundo municipio valenciano más poblado y el undécimo de España. Forma una conurbación de 452.462 habitantes con muchas de las localidades de la comarca del Campo de Alicante: San Vicente del Raspeig, San Juan de Alicante, Muchamiel y Campello. Estadísticamente se asocia también al área metropolitana de Alicante-Elche, que cuenta con 757.443 habitantes. Es una ciudad eminentemente turística y de servicios.
La ciudad ostenta los títulos de «Muy Ilustre Fiel y Siempre Heroica Ciudad de Alicante». Las dos primeras le fueron concedidas por Felipe V; bastante más tarde le llegaría la de Heroica, que le otorgó Alfonso XII según real decreto aparecido en el Boletín Oficial de la Provincia el viernes 10 de junio de 1881. Con anterioridad Alfonso X el Sabio ya la había distinguido con las de Leal y Esforzada. Posteriormente fue Carlos I quien, junto con el Toisón de Oro para la orla de sus armas, concedido en el año 1524, confirmó también a su municipio el tratamiento de excelencia.
Elementos identitarios
Toponimia
El primer topónimo que se conoce en relación con Alicante es el griego de Akra Leuké (Ἂκρα Λευκῆ, Akra Leukḗ o Λευκῆ Ἂκρα, Leukḗ Akra, «promontorio blanco»), referido a una factoría o asentamiento cartaginense anterior, cuyo nombre púnico se desconoce.4 Aunque no se tiene certeza, se cree que se trata del mismo lugar al que las primeras fuentes romanas denominan Castrum Album («fortaleza blanca»).4 Por mucho que no haya confirmado que se trate de la misma ciudad, parece clara la relación etimológica entre Akra Leuké y la posterior denominación latina de Lucentum o Leukante, relacionada con el Tossal de Manises.4 Con la llegada de los árabes, esta denominación evolucionó a Laqant o Al-laqant (en árabe لَقَنْت o ألَلَقَنْت), denominación que se retuvo en la forma valenciana Alacant y que se castellanizó en Alicante.5
Símbolos
El escudo de la ciudad de Alicante es uno de sus símbolos representativos, que aunque sin estar regulado según la normativa autonómica, es descrito en diversos tratados de heráldica de manera diferente, asociado también en algunos periodos, a las armas propias de la provincia. Así, Francisco Piferrer en su Nobiliario de los reinos y señoríos de España6 lo describe como un castillo sobre un peñasco bañado por las olas del mar, y en el jefe, las cuatro barras de Aragón. Más recientemente, Vicente de Cadenas, cronista de armas de España fallecido en 2006, lo describe incluyendo la orden del Toisón de Oro y timbrado, como corresponde a la tradición de las capitales de provincia, con una corona real cerrada. Este autor también asocia al peñasco con una figura humana, alusión a la popularmente conocida como peña del moro, y letras representativas del lema Acra Leuka, Lucentum Alicante, que refleja en color oro:
En campo de gules, sobre ondas de azur y plata, una peña de rostro humano, sumada de un castillo de oro, almenado, mazonado y aclarado de gules, sumado a su vez de un losange, de oro, con cuatro palos de gules, y acompañado a la diestra por las letras A y L (Acra Leuka), y a la siniestra L y A (Lucentum Alicante) de oro y puestas en palo. Rodea al escudo el toisón de oro.
Vicente de Cadenas
Bajo la alcaldía de Lassaletta, el Ayuntamiento de Alicante realiza una consulta al heraldista local Félix Ortiz, sobre la cuestión de las letras y su disposición en el escudo. Como respuesta a ello, dicho autor publica su estudio «El escudo heráldico municipal de Alicante»8 en el que se compone el escudo con corona abierta, de acuerdo con las normas del Consejo Técnico de Heráldica valenciano, y sin las letras alusivas al lema en latín, por considerar como añadidos personales de diferentes cronistas de la ciudad en cada época. A pesar de ello, el ayuntamiento viene empleando una representación heráldica en el que, si bien la corona es abierta, sigue recogiéndose las letras «A-L-L-A» (Akra Leuka-Lucentum-Alacant).
Diseño según V. Cadenas, timbrado con corona real cerrada.
Diseño según Cadenas, timbrado con corona real abierta.
Diseño según el blasonado de Félix Ortiz.
Geografía
Localización
Entidades de población del término municipal de Alicante.
La ciudad se halla a orillas del Mediterráneo, en una planicie sorteada por una serie de colinas y elevaciones. El monte Benacantil, con 169 m de altura, sobre el que se asienta el Castillo de Santa Bárbara, domina la fachada urbana y constituye la imagen más característica de la urbe. En ésta encontramos también el Tossal, donde se asienta el castillo de San Fernando, la sierra de San Julián o Serra Grossa, las lomas del Garbinet y el Tossal de Manises. Entre éstas discurren barrancos y vaguadas, algunos completamente ocultos por el crecimiento urbano como las ramblas de Canicia, Bon Hivern o San Blas-Benalúa; otras, de más envergadura, se hallan canalizadas como la Rambla de las Ovejas o la del Juncaret. Al sur de la ciudad hay una zona pantanosa, el saladar de Agua Amarga.
En la línea de costa cabe señalar las playas que son, de norte a sur: San Juan, La Almadraba, La Albufereta, El Postiguet, Agua Amarga, El Saladar, y las de la isla de Tabarca. Entre las playas de La Albufereta y la de San Juan está el Cabo de la Huerta, con numerosas calas: Calabarda, Cantalares, Los Judíos, La Palmera.
Hay un gran desnivel dentro de la misma ciudad: mientras que el ayuntamiento está a 0 m y se toma como referencia para medir la altura de cualquier punto de España, hay barrios al mismo nivel, como la Playa de San Juan, otros a más altura como el Pla del Bon Repós y San Blas a 30 m, Los Ángeles a 75 m, o la Ciudad Jardín del General Marvá y Virgen del Remedio a más de 80 metros.
El término municipal abarca poco más de 200 km² y destaca como máxima elevación los 1.208 m del Cabezón de Oro. También hay montes de menor altura como las sierras de las Águilas, La Alcoraya, Mediana, Fontcalent (426 m), Sancho y los Tajos, que separan Alicante de las comarcas del Vinalopó. Estas elevaciones son formaciones compuestas por materiales calizos, margas y areniscas. En cuanto a la hidrografía cabe señalar las cuencas del río Monnegre o Seco y de la Rambla de las Ovejas. Destaca también la isla de Tabarca, frente al cabo de Santa Pola y que forma parte del municipio. Localidades limítrofes
Sur: Elche
Vista panorámica de Alicante desde el Castillo de San Fernando.

Clima
Climograma de Alicante (Ciudad Jardín).
Alicante cuenta con un clima mediterráneo árido (Bsh según la Clasificación climática de Köppen), con temperaturas suaves a lo largo del año y lluvias escasas, concentradas en los periodos equinocciales. Las temperaturas oscilan entre los 17,0 °C y 6,3 °C de enero y los 30,8 °C y 21,2 °C de agosto, siendo la temperatura media anual de 18,3 °C, contándose como excepcionales tanto las heladas como las temperaturas por encima de los 40 °C. La oscilación térmica diaria es muy pequeña debido la influencia marítima, aunque en episodios ocasionales de viento de poniente puede superar los 15 °C. En cuanto a la oscilación anual, esta es también reducida, por lo que los inviernos son suaves y los veranos calurosos.
Las precipitaciones son de 311 mm anuales, siendo septiembre y octubre los meses más lluviosos debido a las lluvias torrenciales causadas por la gota fría, que pueden alcanzar más de 200 mm en 24 horas causando severas inundaciones. Esta irregularidad es lo que explica que al año sólo haya 37 días lluviosos mientras que las horas de sol son 2.851.
Los récords de temperatura máxima en Alicante son 45,0 ºC el 18 de agosto de 1881, 41,4 °C el 4 de julio de 1994, 41,2 °C el 12 de julio de 1961 y 40,4 °C el 18 de agosto de 1949 y el 27 de agosto de 2010. Los de temperatura mínima son -6,2 ºC el 16 de enero de 1889, -4,6 °C el 12 de febrero de 1956 y -2,6 °C el 3 de enero de 1971 y el 26 de diciembre de 1962. Los récords de precipitación en 24 horas son los 270,2 mm del 30 de septiembre de 1997 y los 220,2 mm del 19 de octubre de 1982. La nieve es un fenómeno extremadamente raro, que se ha presentado en muy contadas ocasiones, como en enero de 1885, diciembre de 1926 que fue la mayor nevada de los últimos dos siglos y única que cuajó en toda la ciudad, enero de 1945, febrero de 1954, enero de 1957, enero de 1960 y algunos copos por última vez en febrero de 1983.
Ecología
Flora
Madroño, palmito, hierba de San Juan, mirto, carrasca, nogal, astrágalo hispánico, rabo de gato y tomillo.
Fauna
En la ciudad de Alicante -y municipios limítrofes- pueden observarse conejos, liebres, muflones, perdices, tordos, tórtolas, torcaces, merlas, comadrejas, jabalíes, perros salvajes, gatos monteses, patos, ratones de campo y teuladis.
La isla de Tabarca se caracteriza por la pobreza en especies, primando tanto los artrópodos como los vertebrados. Destacan especies como el Eslizón ibérico, Chalcides bedriagai, y del dermáptero Anisolabis marítima, localizado en pequeñas playas. La isla cuenta con algunas especies exclusivas del lugar como Cryptocefalus espagnoli y Brachynema espagnoli. Sí llama la atención la gran cantidad de aves marinas, como el cormorán moñudo, el alcatraz común, la gaviota de Audouin y el paiño común.
Medio Marino
Cabe destacar que desde su protección en 1986 los fondos marinos de Tabarca presente una escasa contaminación por aguas residuales, siendo un enclave magnífico para el desarrollo de comunidades de algas feofíceas del género Custoseira y especies de carácter tropical como Hypnea cervicornis, Penicillus capitatus, Anadyomene stellata. Las se encuentran muy desarrolladas laspraderas de fanerógamas marinas, con plantas de los géneros Cymodocea y Posidonia, particularmente la Posidonia oceánica que abarcar todo el contorno de la isla entre 0 a 30 metros. Esta pradera de Posidonia presenta una abundante y rica fauna vágil -con peces como la salpa o la oblada-. Las poblaciones de grandes crustáceos reptadores como la langosta y la cigarra de mar que han aumentado significativamente.
Son frecuentes en la zona de la isla de Tabarca ejemplares adultos de tortuga boba, Caretta caretta.
Entre los peces de las aguas de la isla de Tabarca destacan los grandes serránidos como el dot, el cherne, el mero y el “gitano” y los grandes espáridos como la dorada, el pargo y el dentón. Entre los invertebrados de interés faunístico, destacan los moluscos vermétidos que construyen atolones y pequeñas plataformas en toda la plataforma de abrasión de la isla. También destacan las gorgonias, las nacras, los abundantes cangrejos, las caracolas, las esponjas, los erizos de mar y las estrellas de mar.
Historia
Prehistoria y Edad Antigua
Orígenes
Vista del puerto y el Castillo de Santa Bárbara.
Los orígenes del asentamiento urbano en la huerta y alrededores de Alicante se remontan a la aparición de poblados íberos que datan del siglo III a.C, en estrecha relación con factorías comerciales griegas, principalmente la de los Baños de la Reina en El Campello. Y es que son colonos de Focea (polis griega en Asia Menor) los que tomaron como referencia marítima para la navegación de cabotaje al monte Benacantil llamándolo Akra Leuka («Promontorio Blanco»), si bien no hay certeza de edificaciones hasta que Amilcar Barca situó allí su principal acuartelamiento poco antes de la Segunda Guerra Púnica al valorar las posibilidades que ofrecía como asentamiento militar su cima.
En el 201 a. C. los romanos capturan la ciudad íbera del cercano Tossal de Manises conocida como Leukante o Leukanto (Lucentum es una latinización del nombre original que sólo existió en los mapas romanos) que contaba con un aceptable puerto marítimo-fluvial en la desembocadura del Barranco de Orgegia. Éste será el primer solar de lo que con el tiempo se convertiría en Alicante.
Periodo tardorromano-visigótico
El encenagamiento del torrente que desemboca junto al poblado de Leucante (Lucentum) hace que deje de ser adecuado como el puerto y queda el asentamiento rodeado de marismas y pantanos palúdicos insalubres, por lo que su población se va desplazando progresivamente hacia las faldas del Benacantil, dando lugar al verdadero origen del actual casco urbano.
Edad Media
Periodo islámico
Entre el 718 y el 4 de diciembre de 1248 la ciudad cae bajo dominio islámico, pasando a llamarse Medina Laqant o Al-Laqant (obsérvese que el topónimo valenciano es Alacant). Durante este periodo, la ciudad siguió los destinos de Al-Ándalus y tras el desmembramiento del Califato de Córdoba perteneció a las Taifas de Denia y Almería. Hoy en día pueden observarse restos arqueológios de la medina islámica junto al ayuntamiento de la ciudad.
Conquista cristiana
En virtud del tratado de Cazola (Soria, 1179) entre Alfonso VII de Castilla y Alfonso II de Aragón, la frontera meridional de Aragón se fijaba en la línea que une Biar, Castalla, Jijona y Calpe. Por lo tanto Alicante pertenecía a la zona de expansión castellana. En el año 1243, el gobernante musulmán de la Taifa de Murcia, Muhamad ben Hud, firmó el Pacto de Alcaraz con el infante Don Alfonso, que después se convertiría en el rey Alfonso X el Sabio, por el cual el reino musulmán de Murcia se ponía bajo protectorado castellano.
Aunque en principio se procedió a repoblar la ciudad, la carencia de suficientes pobladores cristianos unido a razones económicas prolongó la permanencia de la población musulmana. Sin embargo, el gobernador de Alicante, Zayyan ibn Mardanish, no aceptó el pacto y fue obligado acompañado de muchos pobladores a abandonar el área en 1247, fecha en la que comienza la soberanía castellana de Alicante. La conquista militar se finalizó el 4 de diciembre de 1248 con las tropas del rey castellano, comandadas por su hijo el infante Alfonso, futuro Alfonso X el Sabio. Por el Tratado de Almizra firmado en 1244 entre los reyes de Castilla y de Aragón, en el que se fijaron los límites de la expansión de sus respectivos dominios en la línea de Biar a Villajoyosa, Alicante permaneció bajo soberanía castellana por un espacio de 48 años. El rey Alfonso X el Sabio, una vez tomada la villa a los andalusíes, conmemora la victoria denominando al castillo árabe construido sobre el monte Banu-l-Qatil (de donde proviene «Benacantil») «de Santa Bárbara», por coincidir esta festividad con el día de la toma de la ciudad por la cristiandad.
Corona de Castilla
Desde el principio, Alfonso X el Sabio intentó establecer en Alicante un grupo de cristianos numeroso dada la importancia militar y mercantil de la villa, pero el proceso repoblador fue lento y se prolongó a lo largo de todo el siglo XIII, aunque está poco documentado a causa de la desaparición de los Libros de Reparto. Los repobladores cristianos, principalmente castellanos y leoneses,11 recibieron todo tipo de privilegios y franquicias para facilitar su asentamiento. Con esta finalidad de asegurar mejor su creciente poblamiento e impulsar más activamente su mayor promoción económica y comercial, en agosto de 1252 Alfonso X otorgó a la ciudad el Fuero Real, muy parecido al de Córdoba. Dotó a la villa de un concejo fuerte, de numerosas exenciones fiscales y de un amplio término municipal, que abarcaba los municipios actuales de Agost, Monforte del Cid, Aspe, Novelda, Elda, Petrel, Busot, Aguas de Busot, El Campello, Muchamiel, San Juan y San Vicente del Raspeig. Además, el rey castellano dispensó grandes medidas de favor al puerto de Alicante, considerado de gran valor estratégico.
Entre 1264 y 1266 Alicante estuvo inmersa en una rebelión mudéjar que se extendió por casi todo el Reino de Murcia; el rey castellano, empleado entonces en el asedio de Niebla, solicitó ayuda a su suegro Jaime I de Aragón para sofocarla. Éste intervino rápidamente y redujo todas las ciudades rebeladas a la aceptación de la soberanía castellana.
Corona de Aragón
Debido a una crisis dinástica por la sucesión de Sancho IV el Bravo, el infante Alfonso de la Cerda, un aspirante ilegítimo a la Corona de Castilla, pidió ayuda a Jaime II de Aragón a cambio de donarle, en caso de conseguir la Corona, el Reino de Murcia, según los acuerdos secretos de Calatayud (1289), Ariza (enero de 1296) y Serón (febrero de 1296). Aprovechando la situación, Jaime II procedió a la conquista del Reino de Murcia.
Alicante fue conquistada en abril de 1296, a pesar de la resistencia del alcaide del castillo Nicolás Peris, terminando con la soberanía castellana. La conquista fue, en parte, facilitada por los colonos cristianos de origen catalán o aragonés (como, por ejemplo, la ayuda de la familia Torregrossa, de cuyo escudo se basa el actual blasón de la ciudad). Aun así, Jaime II respetó los privilegios e instituciones anteriores aunque adaptándolas a la nueva situación política, particularmente después de la incorporación de Alicante, y el resto de comarcas limítrofes al Reino de Valencia mediante la modificación de lo fijado en el Tratado de Almizra (Sentencia Arbitral de Torrellas, 1304 y Tratado de Elche, 1305).
La repoblación cristiana continuó, esta vez con catalanes y, en menor medida, aragoneses, con una velocidad y número mayores, por lo cual la población originariamente castellana quedó en minoría entre la población cristiana. Aun así, hasta la primera expulsión de los moriscos, la población de origen árabe era mayoritaria en comparación con los cristianos.
El crecimiento de principios de siglo XIV se vería truncado a partir de 1333, cuando ya el hambre se dejó sentir en Alicante, primera señal de la crisis que se acercaba: la Guerra de la Unión (1348), la Peste Negra (1348) y la Guerra de los Dos Pedros (Pedro I de Castilla y Pedro IV de Aragón) entre 1356 y 1366 que tuvo en Alicante uno de sus principales escenarios. La villa estuvo en manos castellanas y parte de la población emigró, murió o cayó cautiva. Como consecuencia de ello, la población se vio reducida a la mitad, al igual que en otras ciudades del Reino de Valencia. Con la paz se inicia la reconstrucción social y económica aunque los mudéjares prácticamente desaparecieron y los judíos fueron una minoría. Pedro IV el Ceremonioso dictó numerosas medidas para reactivar la economía y la paz social, aunque esto no evitó el ataque contra los judíos de 1391 que acabó con la presencia de esta comunidad en la sociedad alicantina.
Durante el siglo XV Alicante continuó creciendo y una próspera agricultura orientada hacia la exportación (vino, frutos secos, esparto) impulsó un notable desarrollo del puerto y una clase media que controlaba el gobierno municipal. El único conflicto bélico fue la guerra con Castilla de 1430 que no tuvo excesivas consecuencias. La población continuó en aumento y este progreso sirvió de justificación a Fernando el Católico para otorgarle el título de ciudad en 1490.
Edad Moderna
En 1510 Alicante era la quinta ciudad del Reino de Valencia. Desde la obtención del título de ciudad el desarrollo institucional, económico y demográfico de Alicante fue palpable. El puerto se convirtió durante la Edad Moderna en el más importante del Reino de Valencia y propició el asentamiento de colonias de comerciantes extranjeros que imprimieron un gran dinamismo al tráfico mercantil. La construcción del embalse de Tibi a finales del siglo XVI permitió asegurar la producción de la huerta cercana a la ciudad, cuyo producto principal era la uva, y por consiguiente el vino, junto con la barrilla, el esparto y los frutos secos. El puerto además se convirtió en punto de salida de los productos de La Mancha y en un eficaz redistribuidor de algunos productos coloniales y de salazones llegados del norte de Europa. El desarrollo económico permitió a Alicante arrebatar a Orihuela, en 1647, la capital de la Bailía meridional valenciana y posteriormente, en 1785, la creación de un Consulado del Mar independiente del de Valencia.
Alicante fue objetivo militar en prácticamente todos los conflictos bélicos. Así fue casi destruida en 1691 por la escuadra francesa que dirigía el almirante D’Estrées y durante la Guerra de Sucesión fue ocupada alternativamente por austracistas y borbónicos. La voladura parcial del Castillo de Santa Bárbara por parte del caballero D’Asfelt determinó la salida de los aliados de la ciudad y el triunfo borbónico en esta parte del Reino de Valencia. La Guerra de Independencia dejó también sus secuelas como consecuencia de la crisis de subsistencia y de los gastos militares, se construyeron nuevas murallas y el Castillo de San Fernando, aunque las tropas francesas no llegaron a ocupar la ciudad.
Época Contemporánea
Siglo XIX
El talante abierto y liberal de los alicantinos se manifestó a lo largo del siglo XIX. Muestras de ello son el gozo popular por la Constitución española de 1812 y la desaparición de la Inquisición, las grandes dificultades para formar un batallón de voluntarios realistas en 1824 para reprimir a los liberales, la rebelión de Boné liderada por Pantaleón Boné en 1844, el apoyo a la Vicalvarada (1854) y al pronunciamiento de septiembre de 1868 que dio paso al Sexenio Revolucionario. El primer club republicano se abrió en Alicante alrededor de noviembre de 1868, y esta tendencia política triunfó en las elecciones municipales de 1870.
Debido a su condición de ciudad portuaria fueron frecuentes las epidemias. Una de las más recordadas fue la del cólera-morbo de 1854 (véase: Pandemias de cólera en España). En esta epidemia destacó por encima de todos el Gobernador Civil Trino González de Quijano que heroicamente entregó su vida defendiendo y ayudando, durante los 24 días de su mandato, a los enfermos de toda la provincia. Fallecería víctima de la epidemia el 15 de septiembre de 1854. En recuerdo se le levantó un mausoleo en el que descansan sus restos en el centro de la Plaza de Santa Teresa.
La provincia de Alicante nació como tal en las Cortes liberales de 1822, y correspondía con la antigua Bailía meridional valenciana, si bien fue ampliada en 1833 con parte de la desaparecida provincia de Játiva y los municipios de Villena y Sax. En 1847 comienza la ampliación del puerto, y en 1858 finaliza la construcción del ferrocarril entre Alicante y Madrid con el enlace Alicante-Almansa. Entre 1854 y 1878 se derruyeron las murallas de la ciudad.
Siglo XX
Durante el periodo 1920–1935 la economía alicantina se decantó por la industria mientras la agricultura se sumía en una segunda crisis. Alicante fue una de las ciudades donde los republicanos ganaron las elecciones municipales de 1931 y durante toda la II República los partidos de izquierdas mantuvieron una mayoría holgada, tanto en la ciudad como en la provincia. El primer alcalde de este periodo fue Lorenzo Carbonell Santacruz, elegido en la candidatura republicano-socialista, que con un 81% de votos realizó diversos proyectos urbanísticos de importancia y fomentó la construcción de escuelas públicas. En 1933, con la llegada del sufragio universal, votaron por primera vez las mujeres alicantinas, ganando el PSOE y en las elecciones generales del 16 de febrero de 1936 triunfó el Frente Popular con un 80,72% de votos.
En el inicio de la Guerra Civil española, el bando sublevado fracasó en un intento de poner sitio a la ciudad desde Orihuela y otras poblaciones de la Vega Baja. Otro suceso importante fue el fusilamiento del dirigente falangista José Antonio Primo de Rivera, que se encontraba preso en Alicante, el 20 de noviembre de 1936. Como represalia Alicante sufrió el famoso Bombardeo de las 8 horas pocos días después.
La ciudad sufrió durante la guerra 71 bombardeos que causaron la muerte a 481 personas y el derrumbe de 705 edificios. El ataque que causó más víctimas fue el Bombardeo del 25 de mayo realizado por aviones italianos Savoia a las 11 horas del domingo 25 de mayo de 1938 cuando, tras soltar 90 bombas, murieron 313 personas, en gran parte mujeres y niños que se encontraban en el Mercado Central. Muchos historiadores actuales[cita requerida] sobre la Guerra Civil española coinciden en equipararlo con el Bombardeo de Guernica.
A pesar de los bombardeos, la ciudad permaneció fiel a la República hasta el final de la Guerra y por ello fue objeto de técnicas de debilitamiento psicológico como por ejemplo el lanzamiento de pan blanco envuelto en lemas fascistas en época de hambre. Puesto que Alicante fue de las últimas ciudades en caer en manos de las tropas franquistas, en el puerto se vivieron escenas dramáticas entre los que esperaban buques para partir al exilio; había orden de matar a toda persona que se encontrara en la zona intentando huir, los buques extranjeros no aceptaban recoger a nadie debido a la amenaza existente sobre el hundimiento de cualquier barco que recogiera exiliados; los únicos barcos que corrieron el riesgo por salvar a la población civil fueron los argelinos y otros barcos como el Stanbrook que partió del puerto sobrecargado. Centenares de alicantinos partieron hacia Orán, creando una colonia estable y un hermanamiento entre las dos ciudades que todavía hoy persiste.
En la tarde-noche del 30 de marzo de 1939 entraban en la ciudad las unidades de la División Littorio, comandada por el general Gambara, con un ostentoso desfile delante del Ayuntamiento y las principales calles de la ciudad. La represión consecuente fue considerable al considerarse la ciudad y la provincia como «rojas». Los últimos detenidos republicanos en la guerra lo fueron en el puerto de Alicante, y la mayoría sufrieron la estancia en el campo de concentración de Los Almendros Al terminar la guerra, el alcalde Luciáñez propuso que la ciudad pasara a llamarse Alicante de José Antonio. Pese a aprobarse nunca llegó a producirse el cambio.
La década de los sesenta trajo el desarrollo económico y el crecimiento demográfico que continuó en las décadas siguientes. La economía evolucionó hacia el sector servicios, especialmente hacia el turismo, y se produjo el mayor desarrollo urbanístico de la ciudad, con el nacimiento de nuevos barrios en el extrarradio.
Con la llegada de la democracia el gobierno de la ciudad pasaría a manos del PSPV-PSOE desde 1979 hasta 1995, y desde entonces gobierna el PP. En la década de los ochenta se trató de solucionar el caos urbanístico mediante la creación de nuevas vías de comunicación (Gran Vía, Vía Parque) y la dotación a la ciudad de centros de salud, colegios públicos, institutos, centros sociales y demás servicios municipales, en especial en algunos barrios que nacieron en la etapa desarrollista.
Un problema debido al clima mediterráneo, pero también del cambio climático y del urbanismo, son las inundaciones. El 19 de octubre de 1982 caían 220 mm en la ciudad, un nuevo récord de lluvia en menos de 24 h que causó numerosas pérdidas materiales. La Rambla de las Ovejas llegaría a 400 /s, su máximo histórico, y sembraría el caos en el barrio de San Gabriel, con dos muertos, lo que motivó que tras la riada fuese canalizado el tramo final de la rambla.
El 30 de septiembre de 1997 se vuelve a batir el récord de lluvia con 270 mm y la ciudad sufrió las peores inundaciones de su historia, con cuatro muertos y una altura de las aguas que en algunos barrios como Playa San Juan o San Agustín superaron el metro. Se decretó un día de luto oficial en el que las autoridades se dedicaron a drenar las aguas que anegaban barrios enteros. Las pérdidas económicas fueron cuantiosas, sobre todo en el centro de la ciudad y las playas, lo que motivó un gran plan de defensa contra las riadas cuya efectividad está aún por demostrar.
Siglo XXI
Con el nuevo siglo, Alicante ha conocido un crecimiento demográfico excepcional fruto de la llegada de inmigrantes. Esto, unido a que las generaciones más numerosas son las que actualmente están buscando vivienda, ha causado un nuevo auge urbanístico que conlleva una expansión urbana.
Para mejorar las comunicaciones se está llevando a cabo la construcción del TRAM Metropolitano de Alicante, una combinación de tranvía y metro ligero que es subterráneo en algunos tramos. Ya se ha conectado el centro de la ciudad de Alicante con Benidorm, y se espera que esta línea se prolongue hacia las localidades del norte de la provincia (Denia). En el futuro se espera que se conecte con el Aeropuerto de Alicante, con el IFA, y con la vecina ciudad de Elche. La Avenida de Denia (entrada norte de la ciudad) también está siendo remodelada totalmente, incorporando elementos arquitectónicos y glorietas como la que se muestra en la fotografía adjunta.
Por otro lado, en la zona sur de la ciudad están funcionando los estudios de cine Ciudad de la Luz, donde anualmente se ruedan películas y series de ámbito nacional e internacional. Otros proyectos que se están llevando a cabo son la expansión de la Universidad de Alicante dentro del término municipal, o la organización de eventos deportivos como la Volvo Ocean Race.
Demografía
Características demográficas
En 1900 contaba con 50.495 habitantes que fueron aumentando lentamente hasta 1950, con 101.791. A partir de ese momento el desarrollo urbanístico fue espectacular superando los 250.000 en 1981. Con la democracia el crecimiento fue más lento llegándose a 272.432 en 1998.
En la actualidad, según los datos del INE del 1 de enero de 2011 la ciudad cuenta con 334.329 habitantes, siendo la segunda ciudad valenciana y la 11ª de española en población. Según los datos del Ayuntamiento de Alicante a 1 de enero de 2011 la población de la ciudad es de 335.347 habitantes, de los cuales viven en el núcleo urbano 329.058 y 6.866 en las partidas rurales, siendo el barrio más populoso el de Polígono de San Blas, con 20.471 habitantes.
La conurbación que forma con los municipios limítrofes (San Vicente del Raspeig, San Juan de Alicante, Muchamiel y Campello) sobrepasa los 450.000 habitantes (462.281 en 2011) y cuenta cada vez con más servicios conjuntos. El área metropolitana de Alicante-Elche cuenta con 771.863 y es la octava de España. 
Evolución de la población de Alicante desde el año 1842
Fuente: INE
Nota: Entre el Censo de 1857 y el anterior disminuye el término del municipio porque se independiza Aguas de Busot, entre el censo de 1910 y el anterior se independiza Campello. Entre el censo de 1940 y el anterior crece el término del municipio porque se incorpora Villafranqueza.
Organización territorial y urbanismo
Barrios y distritos
La Organización político-administrativa de Alicante divide oficialmente la ciudad en 12 entidades de población. La de Alicante está dividida en 41 barrios y el puerto de Alicante que depende de la autoridad portuaria. Las 11 entidades restantes son las partidas rurales que a efectos estadísticos son el barrio número 42.
Parques y zonas de esparcimiento
Se construyó sobre el antiguo malecón, durante la primera mitad del siglo XX. Está compuesto por 6.000.000 de teselas que dibujan un mosaico ondulado de colores rojo, negro y blanco. Además, el paseo cuenta con cuatro hileras de palmeras que recorren los más de 500 metros de longitud del mismo. Se trata de una seña de identidad para los alicantinos, y todo un símbolo del turismo de la ciudad. Fue renovado y restaurado en los años 90, y sigue siendo considerado uno de los grandes hitos de la ciudad. Anteriormente a la Guerra Civil Española, esta zona de recreo recibía el nombre de Paseo de los Mártires.En otoño de 2009 se ha iniciado una profunda renovación de todas las teselas que lo conforman.
Se encuentra a continuación de la Explanada de España. Se caracteriza por disponer de una serie de árboles centenarios de grandes dimensiones (Ficus), que ofrecen sombra durante casi todo su recorrido. Su cercanía al mar, hacen de este parque un lugar ideal para el descanso y la lectura. En sus dos extremos, se pueden encontrar dos fuentes decorativas, y esculturas de piedra representando a leones y perros, que hacen las veces de entrada al parque. Otro elemento de interés es un mapa de España de gran tamaño, y un monumento al escritor alicantino, Carlos Arniches.
Este parque se encuentra en la entrada sur de Alicante. Cuenta con cientos de palmeras y abundante vegetación autóctona, además de un lago y cascadas de agua que pueden ser visitados en pequeñas barcas disponibles para alquilar.
Es el parque de mayor extensión de la ciudad. Se encuentra ubicado en la zona norte de la capital alicantina, dando servicio a los barrios de la Virgen del Remedio, Virgen del Carmen y zona del Hospital General. En él, se pueden encontrar pinadas, zonas de recreo, merenderos, un pequeño lago, así como zonas deportivas en las que figuran varias pistas para jugar al tenis y padel.
Parque de la Ereta
Se ubica en las faldas del monte Benacantil, y constituye una de las vistas más espectaculares de la ciudad. Desde este parque pueden ser divisados el Barrio de Santa Cruz, la Catedral de San Nicolás, el Puerto y el Mar Mediterráneo. Otro de los atractivos de esta zona, es que está permitido recorrer la renovada muralla que accede al Castillo.
Parque Juan Pablo II
Es el tercer parque en extensión de Alicante. Se encuentra en una zona de expansión denominada PAU-1 o nuevo San Blas y tiene forma ovalada. Dispone de zona infantil, césped y un buen número de palmeras.
Política y gobierno
Administraciones públicas
En la Plaza de la Montañeta se encuentran las principales sedes administrativas del Estado, en el que se pueden encontrar la subsede provincial de la Delegación del Gobierno español en la Comunidad Valenciana (el actual subdelegado provincial es Alberto Martínez Díaz en sustitución de Encarna Linares) senadora del PSOE, así como la sede provincial de la Agencia Tributaria, o la Subsecretaría provincial del Ministerio de Justicia.
En cuanto a sedes autonómicas, destaca la Delegación provincial del Consejo de la Generalidad (Gobierno Valenciano) en la Torre Generalitat que se encuentra presidiendo la Rambla de Méndez Núñez, con su popular reloj digital. Allí se celebran los plenos una vez al mes. Asimismo, se encuentran direcciones territoriales de todas las consellerias, destacando por la singularidad de los edificios de la casa de las Brujas donde se sitúan la Dirección Territorial de Presidencia y la Consejería de Bienestar Social, el Teatro Arniches con la de Infraestructuras y Transportes, o el edificio de la Consejería de Cultura, Educación y Deporte que se encuentra en la calle Carratalá, en el barrio de Benalúa y contigua a los Juzgados.

Gobierno municipal
Lienzos de los alcaldes de la ciudad.
Las formaciones políticas más relevantes en el ámbito local desde las primeras elecciones democráticas son el PP (Partido Popular), el PSOE (Partido Socialista Obrero Español) e IU (Izquierda Unida). Desde septiembre de 2008, la alcaldesa de la ciudad es Sonia Castedo Ramos (PP), quien relevó a Luis Díaz Alperi (PP), que ocupaba el cargo desde 1995. Desde 1979 hasta ese año, la ciudad estuvo gobernada por alcaldes pertenecientes al PSPV-PSOE (véase Alcaldes de Alicante y Elecciones municipales de Alicante).
La Corporación Municipal está formada por 29 concejales, incluida la alcaldesa. En las elecciones municipales del 22 de mayo de 2011, el PP obtuvo mayoría absoluta con 18 concejales con el 52,15% de los votos, mientras que el PSOE consiguió 8 ediles con un 25,06% de los sufragios, EUPV obtuvo 2 actas con el 7,61% de los votos y UPyD entró en el ayuntamiento con 1 concejal con el 5,05% de los votos. Otras agrupaciones políticas como la coalición municipal Compromís (formada por el BLOC, Inciciativa y Verds) con un 3,67% o la Coalición Verdes y Ecopacifistas con el 1,44%, superaron los 2.000 sufragios pero no alcanzaron adhesión suficiente para obtener representación en el consistorio.
Economía
La economía de la ciudad de Alicante está fundamentada principalmente en el sector servicios, que empleaba al 85,7% de la población activa en el año 2007.
Entre las actividades económicas desempeñadas en Alicante destaca de manera sobresaliente el comercio, que históricamente tuvo como punto de apoyo el puerto. Las actividades comerciales de la ciudad tienen gran poder de atracción para la mayor parte de la provincia y alcanza por el eje del Vinalopó hasta Almansa. Actualmente, la ciudad de Alicante ocupa el quinto puesto a nivel nacional en importancia en cuanto a comercio se refiere, tan sólo superada por ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla.
El turismo, ya presente a mediados del siglo XIX, pero principalmente desarrollado desde los años 1950, es igualmente otra actividad importante en la ciudad, apoyado por la benignidad del clima, las playas, el patrimonio histórico (Castillo de Santa Bárbara, Iglesia de Santa María, Concatedral de San Nicolás, Casco antiguo, Torres de la Huerta, etc.) y su oferta de ocio.
En Alicante son también importantes las actividades administrativas, favorecida por su posición de capital de la 4ª provincia española de mayor producción económica. Alicante es la sede de la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI), agencia europea para el registro de las marcas, dibujos y modelos comunitarios.
La Universidad de Alicante, situada en San Vicente del Raspeig, cuenta con más de 33.000 alumnos y atrae a un número importante de estudiantes extranjeros.
La industria ocupa al 5,7% de la población activa del municipio. Destacan las fábricas de aluminio, de tabaco (Altadis, cerrada en diciembre de 2009, heredera de la antigua fábrica de Tabacalera fue durante varios siglos de gran importancia económica en la ciudad, llegando a tener contratadas a más de 4.000 empleadas), de maquinaria, de materiales de construcción y de productos alimenticios. Dentro del área metropolitana, las actividades fabriles tienen gran importancia en el municipio de San Vicente del Raspeig (lugar que ha servido de área de expansión y descongestión fabril para la capital), donde se encuentra la mayor fábrica de la aglomeración de Alicante, una fábrica de producción de cemento de la multinacional Cemex. Los principales polígonos industriales del municipio son el polígono de Las Atalayas, el del Pla de la Vallonga, el de Agua Amarga y la zona industrial de la Florida.
Infraestructuras con impacto económico
Uno de los elementos punteros en la economía alicantina es el Puerto de Alicante. El puerto se encuentra en plena fase de expansión, con el objetivo de situarse entre los 10 más importantes en cuanto a transporte de mercancías se refiere. Actualmente, unas 15.000 personas trabajan directa o indirectamente en estas instalaciones. Históricamente, el Puerto de Alicante ha estado íntimamente ligado al destino de la ciudad. De hecho, gran parte del comercio de Alicante ha tenido como punto de partida o de llegada su puerto. El momento más importante de este elemento se produjo en el siglo XVII, cuando se comenzó a comerciar con América, llegando a convertirse en el tercer puerto español en importancia.
Servicios públicos
Educación
En la ciudad de Alicante hay 46 Colegios Públicos de Educación Infantil y Primaria –Ausias March, Campoamor, El Tossal, Eusebio Sempere, Gastón Castello Caes, Joaquín María López, Joaquín Sorolla, San Roque, Juan XXIII, Óscar Esplá, Prácticas, Ramón Llull, San Blas, San Fernando, S. Francisco de Asís, S. Nicolás de Bari, Santo Domingo, Azorín, Benalua ,Benifallim, Carlos Arniches, Número 50, Condomina, El PalmeralEmilio Varela, Enric Valor, Florida, Gabriel Miró, Gloria Fuertes, José Carlos de Aguilera, Juan Bautista Llorca, La Albufereta, Lucentum, Maestro López Soria, Manjón-Cervantes, Monte Benacantil, Mora Puchol, Nou d’Octubre, Ntra. Sra. de la Paz, Número 51, Rafael Altamira, San Gabriel, Santísima Faz, Serra de Mariola, Voramar y Virgen del Remedio-
A su vez, la ciudad de Alicante cuenta con 31 Colegios Privados-Concertados; Altozano, La Purísima y S.Francisco, Ntra.Sra. de los Ángeles, Sagrado Corazón-Maristas, San José, Santísimo Sacramento, Jesús María-Assís, La Inmaculada, Calasancio, Don Bosco-Salesianos, Jesús María, María Auxiliadora, Médico Pedro Herrero, Nazaret, Ntra.Sra. del Carmen, Ntra.Sra. del Remedio, Sagrada Familia, Sagrados Corazones, San Agustín, San Antonio, San José de Carolinas, San Juan Bautista, Sta. Teresa-Vistahermosa, Antonio R. Carratala, Casa Larga, Inmaculada del Pla, S. Juan de la Cruz, Virgen del Rosario, Aire Libre, S.Raimundo de Peñafort y el colegio Jesús María. Hay en Alicante 4 Colegios puramente Privados; el British School of Alicante, el Ángel de la Guarda, El Valle y El Ángel de la Guarda II.
En la ciudad de Alicante existen 4 Centros de Educación Especial; el Santo Ángel de la Guarda, el Número 2, el Centro de día y R. Autistas y el centro Espíritu Santo.
En relación a la educación secundaria, en Alicante funcionan los siguientes centros, de carácter público y que ofertan los estudios de E.S.O, Bachillerato y Ciclos de Formación Profesional de Grado Medio y Superior; IES Antonio José Cavanilles, Instituto de Secundaria Bahía de Babel, Centro de Secundaria Doctor Balmis, IES El Plá, IES Francisco Figueras Pacheco, IES Gran Vía, Centro de Secundaria Jaime II, IES Jorge Juan, IES Las Lomas, IES Leonardo da Vinci, Centro de Secundaria Mare Nostrum, IES Miguel Hernández, IES Cabo de la Huerta (Numero 7), IES Ocho de Marzo, Pol. Maritimo Pesquero del Mediterráneo, IES San Blas y IES Virgen del Remedio. Existe, en el ámbito privado, una nutrida variedad de cursos de Formación Profesional diferente índole en sectores tan relevantes como la aeronáutica, el turismo, la comunicación o la cultura ofertados por entidades privadas.
En último lugar, Alicante cuenta con una amplia oferta de formación universitaria. La Universidad Alicante, fundada en 1979 y situada entre los municipios de San Vicente del Raspeig y Alicante y en proceso de ampliación, posee un gran campus y una oferta compuesta por más de 50 titulaciones, con más de 70 departamentos universitarios y con más de 33.000 alumnos estudiando en sus aulas.
En otro orden de cosas, cabe apuntar que el Servicio de Educación del Ayuntamiento de Alicante gestiona y desarrolla, dentro de las competencias que le vienen atribuidas en materia de educación, todo aquello relacionado con el mantenimiento y vigilancia de los centros escolares –a través de los miembros de la Policía Local y en la lucha contra el absentismo escolar y el cumplimiento efectivo del tiempo de escolarización obligatoria, así como otras labores como el control y prevención del menudeo y el consumo de drogas en los entornos de los centros de enseñanza públicos y concertados. El Ayuntamiento de Alicante también se encarga de la provisión de solares para la edificación o ampliación de edificios relacionados con la enseñanza. En relación al absentismo escolar, el Ayuntamiento de Alicante cuenta con un programa de prevención del mismo, mediante la prevención, la resolución y el seguimiento de aquellos casos relacionados con el absentismo escolar de menores de entre 6 y 16 años, programa que, en ocasiones, se desarrolla con la colaboración de administraciones públicas y entes privados. El programa se centra en la elaboración y difusión de protocolos específicos encaminados a la prevención del absentismo y al estudio de casos particulares, buscando la concienciación y la responsabilidad de las familias respecto a la obligatoriedad de la escolarización a estas edades.

Sanidad
Seguridad ciudadana
En los últimos años el índice de delincuencia en la Ciudad de Alicante ha descendido progresivamente. En el primer semestre de 2012 descendió un 5,75 por ciento respecto al año anterior, en los delitos y faltas sobre los que actúa el Cuerpo Nacional de Policía, cuya eficacia –en lo que ha resolución de casos se refiere- ha aumentado un 4,75 por ciento. Por otra parte y en lo que se refiere al ámbito de actuación de la Guardia Civil en la ciudad de Alicante, el número de faltas y delitos cayó un 10,04 por ciento en relación al primer semestre del año 2011, según datos facilitados por la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Paula Sánchez de León, en una en una rueda de prensa en la subdelegación del Gobierno en Alicante, donde también se celebran las reuniones periódicas de la Junta de Seguridad Local. En la ciudad de Alicante se realizan dispositivos especiales entre la Policía Nacional y la Guardia Civil durante la temporada estival y en fechas señaladas, en 2012 más de 900 agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado participaron de forma directa en la seguridad de las tradicionales fiestas de las Hogueras de San Juan. En estos periodos se aumenta el número de efectivos.
En el 2012, según datos facilitados por Fernando Santafé, general jefe de la sexta zona de la Guardia Civil, Alicante era la tercera comandancia de España con mayor volumen de delincuencia. En los últimos años han mejorado significativamente, en la ciudad de Alicante, los datos relativos a criminalidad, delincuencia y eficacia en la resolución y esclarecimiento de denuncias.
En el año 2013, en el primer cuatrimestre del años, los delitos registrados por la Policía disminuyeron un 19,5%, -de 1.136 a 915-, en relación al mismo periodo de 2012. Se produjo un descenso del 59% en los robos con fuerza, del 24,7% en los robos con fuerza en domicilios, del 27,8% en tráfico de drogas, del 24,7% en los robos con fuerza de domicilios y del 19,6% en la delincuencia violenta. Así mismo, las faltas registraron un descenso también generalizado, traducido en un 12,1% -de 1394 a 1226-, destacando el descenso en los hurtos cuyas denuncias descendieron un 11,7%.
En 2012 una iniciativa de la Junta Local de Seguridad planteó un Convenio en materia de violencia de género que permitía a la Policía Local acceder al Registro Central para poder conocer información y datos relevantes relacionados con órdenes de protección y alejamiento.
En 2013 se presentó una aplicación para teléfonos móviles, por parte del Director de la Policía Ignacio Cosidó, para que aquellos turistas que sufriesen una incidencia pudiesen comunicarlo a la Policía en su propio idioma y a través de mensajes de texto, pudiendo, a su vez, geolocalizar al ciudadano, conocer su ubicación, y así poder actuar con prontitud.

El aeropuerto se encuentra a 9 km, en la pedanía de El Altet, en término municipal de Elche. Se trata de un aeropuerto internacional, que se sitúa en sexto lugar de España en cuanto a número de pasajeros transportados con un total de más de 9 millones durante el año 2007.
Durante el 2008 se está acometiendo su ampliación con una nueva y moderna terminal que dotará al actual aeropuerto de capacidad para más de 20 millones de viajeros. De igual forma también se espera que tanto el TRAM como la línea de Cercanías de Renfe-Operadora C-1 conecten el aeropuerto con la futura Estación Intermodal Central de Alicante en una segunda fase.
Actualmente este aeropuerto está considerado el aeropuerto más rentable de España según el informe presentado en el Congreso por el ministro de Fomento, José Blanco. En este informe se destaca la excelente salud económica del aeródromo provincial que superó en ingresos a aeropuertos como el de Mallorca (segundo en la lista) y a los 2 más importantes del Estado, Barajas y El Prat. Ferrocarril
 Museos de Alicante
Basílica de Santa María (ss. XIV–XVI). Construida en estilo gótico, fue levantada sobre la antigua Mezquita Mayor y se trata del templo más antiguo de la ciudad. Destacan su altar mayor, de estilo rococó, y su portada, de estilo barroco, ambas del siglo XVIII.
Concatedral de San Nicolás de Bari (ss. XV–XVII). Edificada también sobre los restos de otra mezquita, es de estilo renacentista herreriano. Sobria en su aspecto exterior, su construcción se realizó entre 1616 y 1662, aunque su claustro, más antiguo, data del siglo XV. Fue elevada como concatedral en 1959, aunque la sede catedralicia es la Santa Iglesia Catedral del Salvador de Orihuela.
Monasterio de la Santa Faz (s. XV). Situado 5 km al norte del casco urbano, es de estilo barroco. Cada año, el segundo jueves después de Semana Santa se produce una multitudinaria peregrinación que parte desde San Nicolás hasta este monasterio.
Torres de Defensa de la Huerta de Alicante (ss. XV–XVII). Baluartes defensivos levantados en la Huerta de Alicante para defenderse de los ataques de los piratas berberiscos. En la actualidad se conservan poco más de 20 torres. Algunas de ellas son de gran belleza, como la de la Verónica, la de Reixes o la de Bonanza. Están declaradas Bien de Interés Cultural con la categoría de monumento lo que no ha impedido que algunas estén en ruinas.
Casa de La Asegurada (s. XVII). Construcción civil más antigua de la ciudad, fue edificada en 1685 en estilo barroco. Se encuentra en la misma plaza que la basílica de Santa María y actualmente alberga al Museo de Arte Contemporáneo de Alicante.
Casa consistorial de Alicante (s. XVIII). Punto de referencia para la medición de la altitud sobre el nivel del mar de cualquier punto de España, se trata de una arquitectura civil barroca.
Convento Canónigas de San Agustín (s. XVIII). Comenzado en 1732, sus obras se prolongaron hasta comienzos del siglo XIX. En este convento se custodia la virgen procesional más antigua de la ciudad “La Marinera”, dado que la primera representación Mariana de la Ciudad la podemos encontrar en la Basílica de Santa María, una talla en piedra del siglo XIV.
Palacio Gravina (s. XVIII). Construido entre 1748 y 1808 como palacio del Conde de Lumiares, actualmente alberga al Museo de Bellas Artes Gravina, dedicado a la pintura y escultura regionales de los siglos XVI a principios del XX.
Palacio Maisonnave-Archivo Municipal (s. XVIII). Casa palaciega situada en el casco antiguo, en la planta baja se han encontrado restos de una necrópolis tardorromana.
Teatro Principal de Alicante (s. XIX). Edificio de estilo neoclásico, fue inaugurado en 1847.
Mercado Central de Alicante (s. XX). De estilo regionalista, fue construida en 1911 sobre la muralla del siglo XVIII que circundaba la ciudad.
Edificio de la Diputación Provincial de Alicante (s. XX). Palacio de corte neoclásico, fue inaugurado en 1931.
Lonja de Pescado (s. XX). De principios del siglo XX, es un edificio de carácter industrial de estilo historicista, que integra detalles ornamentales neo-árabes. Sirve desde 1992 como sala de exposiciones.
Castillo de Santa Bárbara (ss. XIV–XVIII). Situado en la parte más alta del monte Benacantil, domina toda la Huerta de Alicante y desde él se divisa la isla de Tabarca. Antiguo castillo árabe, fue reconstruido por los cristianos y consta de tres recintos de los siglos XIV, XVI y XVIII.
Castillo de San Fernando (s. XIX). Fue construido en 1813 para defender la ciudad de la invasión napoleónica.
Isla de Tabarca. Declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1964. Destacan la muralla con sus tres puertas, la Iglesia de San Pedro y San Pablo, la Casa del Gobernador, la Torre de San José y el faro.
Además, en la Albufereta se encuentran los restos arqueológicos de la ciudad iberoromana de Lucentum, que data de los siglos IV a. C. al III d. C.

Cultura
Museos, archivos y bibliotecas
MARQ (Museo Arqueológico de Alicante)15
MUBAG (Museo de Bellas Artes Gravina)
MACA (Museo de Arte Contemporáneo de Alicante)
Teatros y Auditorios
ADDA (Auditorio de la Diputación de Alicante)
Auditorio de la Casa de la Música, en el Centro Cultural Las Cigarreras.
Eventos culturales
Muestra de Teatro de Autores Contemporáneos, en noviembre.
Alicante a Escena, en septiembre.
Festival Internacional de Títeres “Festitíteres”, en diciembre.
Festival de Música de Alicante.
Veladas Musicales en la Casa de la Música.
Festival de Verano Músicas del Mundo.
Festival Alacant Rock, en julio y agosto.
Festival Folclórico Internacional.
Alicante Medieval, en junio.

Fiestas
Hogueras de San Juan:
Las Hogueras de Alicante (fogueres en valenciano) son las fiestas mayores y oficiales de Alicante, declaradas de Interés Turístico Internacional desde 1984, siendo sus orígenes muy remotos ya que la costumbre de quemar objetos, bailando en torno a una hoguera con la llegada del solsticio de verano, se pierde en la noche de los tiempos.
Como tales fiestas organizadas con las peculiaridades actuales datan de 1928, siendo su impulsor José María Py y Ramírez de Cartagena. Con el pregón se dan por iniciados estos festejos, plantándose las hogueras, monumentos artísticos policromados de cartón piedra y madera de profunda carga satírica, en la noche del 20 de junio, quemándose cuatro días después tras lanzarse desde lo alto del monte Benacantil, donde se encuentra el castillo de Santa Bárbara, una monumental palmera de fuegos artificiales que es visible desde gran parte de la ciudad.
A lo largo de los días de fiesta hay una extensísima programación de actos tales como pasacalles, cabalgatas, ofrendas, corridas de toros, actuaciones musicales, campeonatos deportivos y un largo etcétera, viviéndose la fiesta en la calle donde la gente puede comer, cenar y bailar en las barracas y racós (o racons), degustando la típica coca amb tonyina (torta de atún) y les bacores (brevas). La fiesta cuenta con su reina, la Bellea del Foc elegida entre las que fueron «bellezas» de cada uno de los distritos y es la representación viva de la fiesta. En los días posteriores a la cremà de las hogueras (hasta el 29 de junio, día de los santos Pedro y Pablo) tiene lugar un concurso de fuegos artificiales y tracas luminosas que se disparan desde la playa del Postiguet.

Semana Santa:
La Semana Santa alicantina cuenta con más de 30 cofradías que realizan sus procesiones desde el Domingo de Ramos hasta el de Resurrección. Destacan algunas tallas como la Virgen de las Angustias (Mare de Deu de la Penya) de Salzillo y la Virgen de la Soledad «La Marinera», que es la más antigua de la ciudad. Las procesiones más conocidas son la del Domingo de Ramos (La burrita) en la que participan muchos ciudadanos, la de Santa Cruz, en miércoles, con más de mil cofrades y cuatro pasos, siendo el más valioso el del Descendimiento.
Cabe destacar las tallas del Ecce-Homo y la Virgen de la Amargura. La primera es la presentación al pueblo, y está compuesto de cristo, un centurión romano, un sayón y Pilatos. La escena es idéntica a la de Sevilla pero con menos figuras, ya que son del mismo autor, Don Antonio Castillo Lastrucci. El paso es llevado a costal, el estilo sevillano. La imagen de la virgen también es obra del citado autor y es de estilo sevillano. Otras tallas de esete mismo autor son el Cristo del Gran Poder y la Virgen de la Esperanza que también son llevados a costal y realizan su estación de penitencia el miércoles santo.

Romería de la Santa Faz:
Es una romería de ocho kilómetros, con cinco siglos de antigüedad, que comienza en la Concatedral de San Nicolás (la religiosa) o el Ayuntamiento (cívica) y termina en el Monasterio de la Santa Faz, donde se venera un relicario que contiene un trozo de tela con las marcas de la faz de Cristo. Esta reliquia fue traída por el sacerdote de San Juan, Mosén Pedro Mena en el siglo XV. Se celebra el segundo jueves después de Semana Santa, y suelen participar más de 300.000 personas, siendo la segunda romería más importante de España, por detrás de la del Rocío.

Moros y Cristianos:
Las fiestas de Moros y Cristianos de la ciudad de Alicante, a diferencia de las que se celebran en otras localidades de la provincia donde se vuelca toda la población, sólo se celebran en cinco barrios: Villafranqueza, del 12 al 19 de marzo; San Blas, del 9 al 12 de junio; Rebolledo, del 29 de junio al 2 de julio; Altozano, del 12 al 16 de agosto y Barrio José Antonio, del 24 al 28 de agosto.
Las fiestas suelen comenzar con el Avís de festa (‘Aviso de fiesta’), un desfile con trajes de gala, que da paso a la Nit de l’Olla (‘Noche de la Olla’), en la que se realiza un pregón. Los actos (como las Dianas y las Despertàs) y los desfiles (las Entradas) conducen a la Embajada y el Alardo, representaciones en las que bando cristiano «vence» simbólicamente al moro. El punto final lo pone la Retreta, un desfile en tono humorístico.
Desde 1993 existe la Federación Alicantina de Moros y Cristianos. Su objetivo es conseguir metas conjuntas a partir de los esfuerzos de los cinco barrios que celebran las fiestas.

Porrate de San Antón:
Cabe también destacar la fiesta que se celebra todos los años en el barrio de San Antón del 13 al 20 de enero en honor a San António (Sant Antoni el del Porquet), su patrón, el Porrate de San Antón. Esta tradición cumple el año 2010 su V Centenario, ya que allá por el 1510, cuando Alicante eran dos barrios a las faldas del castillo, el Raval Roig y San Antón, los padres dominicos llamaban porrate al trueque de los cerdos que ellos criaban por otros animales. Ese año comenzó una tradición que hoy, casi 500 años después, se mantiene más viva que nunca. Y todo gracias a los vecinos del barrio, que hacen posible que la celebración más antigua de la ciudad siga vigente centenario tras centenario.

San Nicolás y la Navidad:
Alicante prepara la celebración de san Nicolás de Barí, Patrón de la ciudad, el domingo anterior a su festividad con la bendición y presentación de los niños ante su imagen en la Iglesia Concantedral de su mismo nombre,16 situada en la plaza del Abad Penalva.17 Se celebra una misa solemne la mañana del día 6 de diciembre, seguida de la tradicional procesión Cívico-Religiosa con la imagen de San Nicolás, custodiada por escolta de gala, estando encabezada por los Nanos i Gegants acompañados por una colla, seguidos de los xiuleters, una representación de san Nicolás a caballo que reparte juguetes y caramelos entre los pequeños, la Junta Mayor de Hermandades y Cofradías de Semana Santa y demás autoridades, cerrando la misma la Banda de Música Municipal.18 19
Durante las festividades navideñas destaca además la actividad que desarrolla desde 1959 la Asociación de Belenistas de Alicante, instalando belenes monumentales en el Ayuntamiento, la plaza de La Montañeta, Caja Mediterráneo y una gran exposición belenista en el palacio de la Diputación Provincial de Alicante. También organiza concursos de belenes en la capital y la provincia, concurso escolar de cartas a los Reyes Magos, el Pregón de Navidad, conciertos navideños, etc. Por esta labor, clamorosamente acogida por alicantinos y forasteros, la Asociación de Belenistas de Alicante ha sido la primera asociación belenista declarada de «utilidad pública» por el Ministerio del Interior en 1977.

Carnaval:
Además, en Alicante se celebra el Carnaval, siendo denominado popularmente «Carnaval Ramblero» debido a la alta concentración de gente que se produce en la Rambla; además de distintas fiestas de verano en diferentes barrios.
El Valenciano alicantino
Distribución geográfica del valenciano alicantino.
El valenciano alicantino20 21 es el subdialecto del extremo sur, en la comarca de l’Alacantí y alrededores. Sus características son:
Se enmudece la /i/ delante de palatal fricativa sorda de modo que caixa (caja) y peix se articulan [‘kaʃa] y [‘peʃ] con el sonido /ʃ/ con que los rioplatenses pronuncian actualmente la .
La /r/ final es inestable en toda la zona y suele enmudecerse en la zona interior, igual que en valenciano septentrional y en catalán general.
La tendencia a elidir la /d/ intervocálica es muy acusada: roda (rueda) > roa, la dona (la mujer) > la ona, cada > ca, cadira (silla) > caira, vida > via, grenyuda > grenyua, etc.
La tendencia a elidir otras consonantes intervocálicas como /r/ o /s/: arbre (árbol) > abre, vellesa (vejez) > vellea.
Los artículos les y els suenan ambos es: es vaques por les vaques (las vacas).
El adverbio de lugar ací (valenciano general) se dice aquí y el pronombre demostrativo açò se dice astò.
Contiene gran cantidad de castellanismos como: assul (por blau), mueble (por moble), llimpiar (por netejar), gafes (por ulleres), ha hi (por hi ha).
Mantiene muchos arcaísmos desaparecidos en otros lugares: denans/ans (por abans, sustituido en el resto del valenciano por el castellanismo “antes”), devers (por cap a), dintre (por dins), maití (por matí).

Deportes
Marta Baldó, campeona olímpica en la modalidad de conjuntos de gimnasia rítmica en Atlanta 1996, siendo parte de las conocidas como Niñas de Oro.
A pesar de ser el fútbol el deporte rey, los mayores éxitos deportivos de la ciudad provienen de otros deportes o deportistas. Así, se han obtenido éxitos nacionales e internacionales en deportes como el balonmano o el baloncesto; pero, sin embargo, en deportes individuales se han alcanzado mejores resultados. Así, Alicante ha sido lugar de nacimiento o de residencia de una veintena de deportistas que han participado en los Juegos Olímpicos.

Olímpicos alicantinos
Es quizá José Antonio Chicoy, que disputó la final de 4×100 estilos de natación de los Juegos de México en 1968 el que inició la relevante participación de alicantinos en los Juegos Olímpicos. Pero no fue hasta los Juegos de Moscú en 1980 y Los Ángeles 1984 cuando Domingo Ramón consiguió un cuarto y un sexto puesto respectivamente en atletismo (3000 metros obstáculos).
En los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, fueron cuatro los deportistas alicantinos participantes y, además, obtuvieron medalla por primera vez: Miriam Blasco, medalla de oro en judo y primera medallista olímpica española; Francisco «Kiko» Sánchez, medalla de oro en vela, 470 masculino; Carolina Pascual, medalla de plata en gimnasia rítmica; y Francisco Veza «Paqui», medalla de oro en fútbol. Además, Rosabel Espinosa formó parte como suplente del equipo nacional de gimnasia rítmica.22
En los Juegos de Atlanta de 1996, las gimnastas Marta Baldó, nacida en Villajoyosa, y Estela Giménez, alicantina de adopción (ambas del Club Atlético Montemar), lograron la medalla de oro en la competición de gimnasia rítmica por conjuntos; Juan Escarré obtuvo medalla de plata en hockey sobre hierba y la torrellanera Isabel Fernández obtuvo medalla de bronce en judo. En los siguientes Juegos Olímpicos, Sídney 2000, Isabel volvió a obtener una medalla, esta vez de oro. En los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, Fernández fue abanderada del equipo español y obtuvo un quinto puesto, lo que le otorgó el diploma olímpico.

Equipos deportivos alicantinos
Balonmano
El balonmano es el deporte en el que más éxitos se ha conseguido en la ciudad de Alicante. El equipo histórico y ya desaparecido fue el Club Balonmano Calpisa. Entre 1975 y 1980 obtuvo cuatro títulos de Liga consecutivos (1975, 1976, 1977 y 1978), cuatro títulos de Copa (1975, 1976, 1977 y 1980) y una Recopa de Europa (1980). Posteriormente, el club cambió de patrocinador y de denominación en varias ocasiones, pasando a llamarse Tecnisa, Tecnisán (con la que obtuvo otra Copa del Rey en 1986) y Helados Alacant. En 1993 se marcharía el equipo a Benidorm desapareciendo la élite del balonmano en Alicante. Posteriormente surgieron diversos equipos como el Puerto de Alicante o el C.B.Estudiantes que acabaría desapareciendo bajo la denominación de Alicante-Costablanca. Disputaba sus partidos en el pabellón que ahora lleva el nombre del que fuera jugador y entrenador Pitiu Rochel.
A día de hoy, el equipo más representativo en este deporte es el Mar Alicante, equipo que cerca estuvo de convertirse en campeón de la Recopa de Europa. Sigue compitiendo a día de hoy al máximo nivel, si bien en balonmano femenino, que es con la finalidad con la que nace este club. Tiene, de forma indirecta, equipo masculino merced un convenio con el CD Agustinos Alicante, equipo a priori escolar, pero su equipo senior se encuentra en Segunda División Nacional y es el equipo más poderoso en este deporte en la ciudad. Además, en su pabellón se disputaron muchos encuentros del antiguo Club Balonmano Calpisa. En este deporte, también destaca el Sporting Salesianos, si bien a un inferior nivel.

Baloncesto
El equipo más destacado en este deporte es el Lucentum Alicante (denominado oficialmente Club Baloncesto Lucentum Alicante), que ha sido el equipo deportivo de mayor éxito desde finales del siglo XX. El CB Lucentum Alicante se ha situado en dos ocasiones (temporadas 2002–2003 y 2004–2005) entre los 8 mejores equipos de la liga española. Recientemente, Alicante fue subsede del Eurobasket 2007 de Madrid, recibiendo a las selecciones de Francia, Italia, Eslovenia y Polonia en la fase inicial del torneo.En la temporada 2011-2012 terminó octavo, disputando incluso la Copa del Rey. Pero por motivos económicos en la actualidad se encuentra en la LEB o ADECCO ORO, segunda división española de baloncesto.
En este deporte, aunque más en su labor de deporte base, destaca también la SCD Carolinas. Además del Club Atlético Montemar, decano de este deporte en la ciudad y que llegó a estar en la 2ª División Nacional.

Fútbol
En fútbol, el equipo más representativo de la ciudad de Alicante es el Hércules CF, fundado en 1922. El otro club de la ciudad es el Alicante CF, que comenzó su andadura en 1918. Ambos equipos durante su andadura deportiva compartieron el mismo estadio Rico Pérez. En la presente temporada 2012/13 lo utiliza el Hércules C.F, que está en Segunda División, mientras que el Alicante C.F. utiliza la ciudad deportiva de Villafranqueza, ya que está en la Tercera División.
El Hércules y el Alicante han compartido categoría durante varias temporadas, si bien el conjunto blanquiazul se encuentra en un momento álgido, mientras los celestes se hallan inmersos en una crisis institucional. El primero destaca por sus años en Primera División, mientras los segundos destacan por su potente fútbol base a nivel nacional, así como por ser el equipo deportivo más antiguo de la provincia.


Eventos deportivos
El fútbol siempre ha sido el deporte que ha levantado más pasiones en la ciudad, a pesar de no ser el deporte que más éxitos ha obtenido. Alicante fue sede del Campeonato Mundial de Fútbol de 1982, donde tuvieron lugar los partidos del Grupo C (Argentina, Bélgica, El Salvador y Hungría). Por otro lado, la Copa San Pedro es un torneo histórico en la ciudad, donde su participación se extiende a los barrios que participan directamente a través de sus asociaciones deportivas y culturales.
En 2008 la salida de la décima edición de la Volvo Ocean Race se dio el 11 de octubre de 2008 desde Alicante. Como ya ocurriera en 2008, Alicante volvió a ser el puerto de salida de la Volvo Ocean Race en el año 2011-2012. Dicha salida tuvo lugar el 5 de noviembre desde el puerto de la ciudad.

Instalaciones deportivas
Entre los principales equipamientos deportivos de la ciudad, encontramos:
Estadio José Rico Pérez: es la instalación deportiva más importante de la ciudad. Construido en 1974 por el Hércules CF, posee el nombre de su entonces presidente. Tras pasar en 1994 a manos municipales, en 2001, el Alicante CF tras su ascenso a Segunda B se instauró en el estadio tras concederle el ayuntamiento tal privilegio. En 2007 el máximo accionista del Hercules, Enrique Ortiz, compró el estadio al ayuntamiento, y se firmó un acuerdo por el que se le permitirá al Alicante CF jugar en el recinto de Enrique Ortiz hasta el año 2012.
Centro de Tecnificación: Es el pabellón de mayor capacidad de la ciudad, y su titularidad es de la Generalidad Valenciana. Sus mayores usos son para el bádminton y el baloncesto. El CB Lucentum disputa sus encuentros como local en este pabellón con capacidad para 5.425 espectadores. Cabe destacar que la cancha fue subsede del Eurobasket 2007.
Estadio de Atletismo: es una instalación funcional, principalmente dedicada al atletismo, aunque también es utilizada por el Hércules CF para sus entrenamientos (debido a que los campos de entrenamiento del Hercules están junto a la cárcel, y por el Hércules Femenino que disputa sus encuentros oficiales sin pagar alquiler alguno.
Ciudad Deportiva de Villafranqueza: instalación construida en 1979, alberga los partidos del Alicante CF. Posee tres campos, de Fútbol 7, de Fútbol 11 y el campo principal con capacidad de 4.000 espectadores.
Club Atlético Montemar: instalaciones inauguradas el 4 de octubre de 1975 y situadas muy cerca de la playa de la Albufereta, junto a la avenida de Miriam Blasco, accesos al club desde la calle Virgilio y la Vía Parque, con una superficie de 60.000 metros cuadrados.
Por otro lado, a nivel de barrios, existen equipadas instalaciones municipales como: el polideportivo El Tossal, campo de fútbol de San Blas Alto, Ciudad Deportiva de Alicante, polideportivo Pla-Garbinet, campo de fútbol El Cabo, campo de fútbol de la Albufereta, campo de fútbol de La Cigüeña, campo de fútbol de Divina Pastora, polideportivo Tómbola, campo de fútbol Virgen del Remedio, polideportivo San Blas y campo de fútbol Florida-Babel.
FUENTE….. WIKIPEDIA
ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO Y TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
©RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

En busca del Oro del Cabeçó

El Cabeçó d’Or (Cabezón de Oro), es posiblemente la montaña más conocida para las gentes de l’Alacantí. Su imponente forma es visible desde toda la comarca, seña de identidad de la misma, telón de fondo de nuestras playas, como la de San Juan.Fue mi segunda “grande” de Alicante, después del Maigmó, y la que terminó de despertar en mí el espíritu senderista y el amor incondicional a la montaña.

Ficha técnica de la ruta:

  • Distancia: 11.6 km
  • Altura inicio: 390 m.
  • Altura máxima: 1.209 m.
  • Desnivel de la subida: 819 m.
  • Media de movimiento: 3.8 km/h
  • Tiempo en movimiento: 3 horas
  • Tiempo total: 4 horas
  • Pdf del PR-CV 2
PR-CV2.gif

Sobre la ficha técnica, aclarar que los datos de tiempo son, obviamente, aproximados. Dependerá del ritmo de cada uno, de las prisas, las paradas para hacer fotos (que en mi caso son muchas), etc, etc. Personalmente, me gusta ir a la montaña sin prisas, disfrutando de cada rincón.
Suponía que hoy domingo habría bastante gente, pero me he quedado corto. He coincidido con varios grupos a lo largo de la subida, de la estancia en la cima, y del regreso.
En mi caso, en la ruta que aquí describo, he realizado la subida (y regreso) por la “vía sur”, por llamarla de alguna manera, por motivos de tiempo. Pero os recomiendo que si os acercáis al Cabeçó, hagáis la subida por el “Racó Seva“, que para mi gusto es una de las partes más bonitas de la misma (en realidad el PRV2 es una circular, como veis en el plano). Dicho esto, empezamos con la descripción de la ruta.

Cómo Llegar

Llegamos a Busot desde Mutxamel (Muchamiel). Antes de entrar en el casco urbano propiamente dicho, nos desviamos desde una rotonda, siguiendo la dirección de las “Cuevas del Canelobre” – Jijona (se trata de una variante o circunvalación de relativamente reciente construcción). La carretera nos conduce directamente hacia las famosas Cuevas. Debemos estar atentos al momento en que aparecen carteles indicando las distintas partidas rurales, para seguir el de la Partida Plà Cabeçó, que se desvía a la derecha. Una vez tomado el desvío, subimos por una carreterilla asfaltada entre chalets (que para mi gusto, no deberían haber permitodo construir tan cerca del monte). Yo dejé el coche algo abajo, pero podemos seguir sin miedo hasta el fin de la carretera, donde hay un ensanche con sitio suficiente para aparcar varios coches. Antes de eso, nos encontraremos con un poste de señalización del PRV2, que indica a la izquierda hacia las Cuevas de Canelobre, y hacia arriba, en la dirección que llevamos, hacia el Cabeçó. Empezamos!

Waypoint 1: Partida Plà Cabeçó

Seguimos por la carreterilla asfaltada, que se termina pocos metros más arriba, dando paso a una senda a mano derecha, junto a un maltrecho poste de señalización. Poco después encontramos otra bifurcación, tomando la opción derecha. Cruzamos una rambla, que proviene del barranco situado más arriba. En esta primera parte de la ruta, ganaremos altura zigzagueando entre unos pinos repoblados no hace demasiado. La senda se dirige tímidamente hacia un collado a nuestra derecha, situado entre la Peña El Salmitre y el Cabeçó propiamente dicho.

salmitre.jpg
mirador.jpg

Curva tras curva, vamos ganando altura. Desde aquí se puede ver parte de la Cantera que está destrozando la parte sureste del Salmitre. Me parece una vergüenza que se permitan cosas así. Seguimos subiendo, estamos ya por encima del Salmitre. Sobre nosotros hay un par de rocas muy llamativas, una la Penya del Frare (Peña del Fraile), y la otra, más arriba, la Penya Redona (Peña Redonda), que se distingue fácilmente por su forma.
Cuando estamos bajo la del Frare, tras pasar por un “mirador” natural, el camino cambia: la subida se suaviza, y nos movemos en horizontal hacia el interior de la sierra. Pasamos bajo la Penya Redona, en una zona sin zig-zag, subiendo ligeramente. Antes de llegar al colllado donde se encuentra la Casa del Polset (o Polzet), nos queda un último esfuerzo. Pasamos ya bajo algunos pinos de mayor envergadura, en un tramo bastante frondoso.

Waypoint 2: Casa del Polset

En el amplio collado donde se asientan la Casa del Polset y un antiguo nevero, aprovechamos para comer algo y reponer fuerzas, antes de iniciar la subida final hasta la cima. Estamos a unos 950 metros de altitud. A este rellano llega también la senda que sube zigzagueando desde el Racó Seva. Como decía, imprescindible realizar la subida por esta parte en otra ocasión, pues nos permitirá ver de cerca el “Esquenall del Ase” (algo así como “espinazo del asno”). Se trata de uno de los impresionantes filos de roca que caracterizan el Cabeçó. Además de este, están el Esquenall de la Foradada, sobre las Cuevas de Canelobre, el cual está agujereado, y el Esquenall del Racó Calderó, a cual más impresionante.

foradada.jpg
foradada2.jpg
polset2.jpg

Subiendo desde el Racó Seva también nos aguarda otra sorpresa, junto a una larga pedrera. No diré más, esperando que podáis conocerla en persona algún día…

Waypoint 3: Cima del Cabeçó

Desde el Polset, iniciamos el ascenso hacia la cima. El sendero parte hacia el norte, en la misma dirección que el que baja hacia el Racó Seva, pero ascendiendo. No hay pérdida posible. Esta parte está muy pisada, y hay multitud de pequeñas variantes, aunque al final todas van a parar a Roma. Atrevesamos en un primer momento una zona de pedrera, con empinadas pendientes donde es fácil resbalar. Hay que tratar de buscar las zonas sin piedras sueltas, y huir de las resbaladizas rocas brillantes (a causa del continuo pisar de los excursionistas).
Así llegamos a un tramo en el que caminaremos en la base de una gran cornisa rocosa. Poco después, nos espera un paso donde será necesario dejar los bastones y echar las manos al suelo. Nada complicado. Pasamos junto a una especie de pozo, y un tramo donde nuevamente será necesario usar las manos, justo después del cual estaremos en la cresta de la sierra, con vistas hacia el este. Desde aquí, subiremos por esta parte de la montaña, alejándonos de los cortados de la cara por la que veníamos hasta ahora.
Nos aguardan unas empinadas y resbaladizas rampas hasta la Casa del Compte, excelente mirador de la bahía de Alicante. Desde ahí, unos pocos pasos nos separan de la tan ansiada conquista. Estamos arriba!
La panorámica es impresionante: al sur, la Playa de San Juan, el Cabo de las Huertas, Alicante… Benidorm y la Serra Gelada al fondo, El Puig Campana, la Aitana… La Serra dels Plans, la Penya Migjorn… Dicen que en días claros se pueden ver las montañas de Ibiza desde aquí arriba, yo todavía no he tenido la suerte…

sant_joan.jpg
aitana.jpg
cima.jpg
polset.jpg
Regreso a Plà Cabeçó
En mi caso, como comentaba, regreso por el mismo camino (por falta de tiempo). Si hacéis lo mismo, imprescindible regresar en otra ocasión para conocer la senda por la parte del Racó Seva. Si regresáramos por allí, luego deberíamos ir hasta las Cuevas de Canelobre, y desde allí desdencer por un zigzag nuevamente hasta Plà Cabeçó.
Si es vuestra primera vez, es muy probable que os enganche para siempre. Garantizado.
ALGUNOS ENLACES
ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO Y TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
©RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

Plaza La Viña

Plaza La Viña

Plaza La Viña

Cualquier persona puede ver esta foto AtribuciónNo comercialSin obras derivadas Algunos derechos reservados
Cargada el 12 de ene, 2009
140 vistas / 1 favorita

ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO Y TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
©RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

Alicante se dispone a celebrar el 525 aniversario del Milagro de la lágrima de la Santa Faz

ALICANTEACTUALIDAD.COM / @alicante_actual
La semana del 16 al 23 de marzo concentrará una serie de actos con los que la concatedral, el monasterio de la Santa Faz y el Ayuntamiento van a celebrar el 525 aniversario del Milagro de la lágrima y los 450 años de la constitución de la diócesis, hoy de Orihuela–Alicante.
La comisión mixta integrada por el vicealcalde Andrés Llorens, el concejal de Cultura, Miguel Valor, el deán del cabildo Ramón Egío, José Azuar, de este mismo organismo, el capellán del monasterio de la Santa Faz, José Luis Casanova, y el franciscano Fernando Cuenca aprobaban este martes una serie de iniciativas con procesiones, misas, concierto, certamen de pintura y redacción, con la exposición de los trabajos, y la exhibición de la reliquia para su veneración por los fieles, entre otros actos.
Con estas acuerdos se pretende conmemorar la peregrinación vivida el 17 de marzo 1489 por los campos de la Huerta de Alicante en rogativa a favor de la lluvia. En el curso de este itinerario, la tradición refiere que se vivió el Milagro de la lágrima. (Del ojo derecho de la Santa Faz se desprendió una lágrima hasta la mejilla, donde creció y que todos pudieron ver y registrar. Conmovidos por el prodigio, clamaron en voz alta ¡Misericordia!).
En el lugar exacto del milagro se levantó el monasterio de la Santa Faz, que custodia la reliquia y que constituye uno de los centros de peregrinación más importantes de España.
Entre los actos del programa consta una nueva marcha con la Santa Faz desde la parroquia del pueblo de San Juan hasta el monasterio, la tarde del 17 de marzo.
El día 18, a las 20 horas, “gran concierto sacro conmemorativo” en la concatedral de San Nicolás para celebrar el 525 aniversario del prodigio y el 450 de la creación de la diócesis. Actuarán la Orquesta Sinfónica de San Vicente, la Coral Lillo Juan, la Masa Coral La Aurora y la Escolanía del Misteri.
El 19 de marzo, la reliquia será trasladada en un vehículo acondicionado desde el monasterio hasta el convento de Los Ángeles (en la Montañeta). El obispo y la alcaldesa, Sonia Castedo, recibirán la imagen. En procesión con la Santa Faz se llegará a San Nicolás, donde quedará expuesta. El día 23, se hará el viaje de regreso con la reliquia para reintegrarla a su camarín. Andrés Llorens ha indicado que el Ayuntamiento se une a estos actos para que “cobren la mayor relevancia posible” ya que en ellos confluyen aspectos de la cultura popular, veneración a la Santa Faz y las romerías multitudinarias vinculadas a la reliquia y al monasterio.
Miguel Valor precisaba que desde Cultura se va a reeditar el certamen de dibujo y pintura Miradas a la Santa Faz, que conllevará una exposición con los mejores trabajos en el monasterio.
Ramón Egío, deán de San Nicolás, y José Luis Casanova, capellán del monasterio, detallaron los rasgos y celebraciones religiosas de las efemérides, coincidiendo todos en que lo “que hacen brillar a la Santa Faz, benefician a todo Alicante”, por lo que van a continuar con las reuniones para ultimar todo el programa.
 Publicado el 30 enero, 2014 por Alicante Actualidad / @alicante_actual en Actualidad

Los dominios de la Casa Castalla

Os propongo una nueva ruta de senderismo, en la zona montañosa entre los términos de Petrer y Castalla. Iniciamos la ruta en la zona conocida como Puça, en el término de Petrer. Desde allí ascenderemos hacia les Penyes del Soldat. Desde allí, un ligero descenso hasta alcanzar el GR7, por el cual regresaremos al punto de inicio, completando así una ruta circular.
Almendros en Flor
    
Ficha Técnica

Cómo llegar
Para los que no conozcan la zona, puede resultar un poco difícil encontrar el punto de inicio de la ruta. Desde Petrer, debemos buscar la carretera que parte hacia el Xorret de Catí, muy cerca del Centro Comercial Bassa el Moro (llegando por la autovía A-31, salida ”Petrer-Centro Comercial”). Por dicha carretera, en dirección al Xorret de Catí, a unos 4km encontramos una bifurcación. A la derecha hay carteles que indican “Molí de la Reixa”. Nosotros tomamos la izquierda en ese punto. Seguimos la carretera asfaltada, dejando un par de variantes a la izquierda. Tras pasar junto a una finca con caballos a la izquierda, finalmente llegamos a una bifurcación, señalidada con velocidad máxima 20 y camino cortado. Dejamos el coche en este punto, y comenzamos a andar por la derecha. Para confirmar que vamos por buen camino, veremos que el asfalto es reciente a partir de aquí.
   
Waypoint 1: Casa Ecológica de Puça
Iniciamos la marcha por el camino recientemente asfaltado, pasando junto a una casa ecológica, también aparentemente de reciente construcción. Este primer tramo de la ruta no tiene pérdida, nos limitamos a seguir el camino hasta que llegamos a una nueva bifurcación. Debemos seguir por la izquierda, salvando una cadena que nos cierra el paso. A pesar de la cadena, el camino (que deja de estar asfaltado a partir de aquí) suele estar transitado por ciclistas, y por mi experiencia, si no hacemos nada indebido, no nos llamarán la atención.
Casa Ecológica en Puça
  
Waypoint 2: La Casa Castalla
Subiendo por el camino de la cadena, pasamos junto a una primera casa, la “Casa Manel”. Seguimos subiendo y llegamos a la “Casa Castalla”. No conozco la historia, pero ambas casas dominan una vasta extensión de bancales de almendros, todavía trabajados laboriosamente hoy en día. Ademas, en esta época de floración, forman un espectáculo digno de ver. Seguimos por el camino dejando la Casa Castalla a la izquierda. Tras cruzar una vaguada, llegamos a una nueva bifurcación, por la que tomamos la variante izquierda. Subimos una pequeña cuesta, y poco después otra bifurcación, tomando esta vez la derecha. Ante nosotros se extiende una larga recta al final de la cual abandonamos finalmente los bancales de almendros y nos internamos en el bosque de pinos, llegando al Corral de la Casa Castalla.
Corral de la Casa Castalla   

Waypoint 3: Corral de la Casa Castalla
También en uso en estos días (cosa que no deja de llamarme la atención), el Corral se utiliza para guardar el ganado de la Casa Castalla. Desde el corral, tomamos una senda que sale a la derecha del mismo. Por la senda iremos ganando altura lentamente, subiendo desde los 800 hasta los 1.000 metros, en aproximadamente 2 kilómetros. Nuestro siguiente objetivo es el collado que se encuentra entre El Despeñador, que corona la Crestería del Fraile a nuestra derecha, y el Alto del Bubo, a nuestra izquierda. Al parecer el collado no tiene nombre, al menos no lo he encontrado en los mapas, pero sí unas peñas que hay junto al mismo, llamadas las Penyes del Soldat. Esta senda, que como digo va ganando altura lentamente, es uno de mis tramos favoritos de esta ruta. Discurre sobre una beta de roca plagada de pequeños fósiles (al igual que sucede en toda la Cresta del Fraile), lo que nos hace pensar que en tiempos remotos todo esto estuvo alguna vez en el fondo del océano.
Fósiles en la Roca      
        
Waypoint 4: Collado de les Penyes del Soldat
Llegamos finalmente al Collado, que nos ofrece unas vistas espectaculares. Mirando hacia el sureste, hacia el camino por donde hemos subido, vemos: al fondo a la derecha, la Sierra del Caballo. A la izquierda, el Cid. Justo a nuestra izquierda queda la Crestería del Fraile, coronada por el Despeñador (1.262 m.). A nuestra derecha, el Alto del Bubo (Sierra de Castalla). A nuestras espaldas queda toda la “Foia de Castalla”, con Ibi al fondo a los pies del Menejador. Más al fondo todavía, asoma el pico del MontCabrer, en Alcoy. Vemos también la Penya Migjorn, junto a Tibi.
Al llegar al collado, nos encontramos con una pista, señalizada con marcas blancas y amarillas: es el PR-141. Nosotros lo seguimos en dirección Norte (hacia la izquierda, según subimos al collado). Afrontamos una primera subida y luego una bajada, en la cual encontramos una variante a la derecha que desechamos (estamos en el Racó del Xarco). Desde aquí, una nueva subida bastante pronunciada para coronar un pequeño alto. Seguimos el camino, iniciando el descenso. Al final del mismo, alcanzamos el GR7, que viene desde Castalla, y que seguiremos para regresar.
Vista desde el Collado
Vista de la Penya Migjorn      
Vista del Pico Despeñador
      
Waypoint 5: El Sendero de Gran Recorrido GR7
Desde este cruce de caminos, señalizdos con un poste, seguiremos el GR7, que nos llevará de vuelta al Valle de Puça (llevamos recorridos unos 8 km aproximadamente). El GR7 está señalizado con marcas blancas y rojas, y no hay pérdida posible. Comenzamos a seguir el camino, atravesando una zona de gran belleza entre pinos, carrascas, y bancales de almendros. La gama de colores es increíble en esta época: verdes, marrones, rosas de las flores de almendros, el increíble azul del cielo… Llegamos a una bifurcación, por la que el GR7 sigue por la derecha. Aquí seguimos por la izquierda, para ahorrar algo de tiempo. Pasamos junto a un alargado bancal a la izquierda (sin almendros), al final del cual el GR7 vuelve a incorporarse. Lo seguiremos ya sin desviarnos hasta llegar a un rellano que nos ofrece vistas al sur (Sierra del Caballo, etc…). Desde aquí se inicia la bajada hacia Puça. Si queréis completar la información, podéis leer una de las rutas anteriores que comparten este tramo del GR7, que más adelante se desvía hacia las Casas de Caprala.
Cruce de caminos en el GR7
       
Waypoint 6: Puerto del Alto del Bubo
En este pequeño “puerto de montaña”, como digo, se inicia la bajada nuevamente hacia el punto donde dejamos el coche. Iniciamos el descenso por un camino que desgraciadamente se ha convertido en una pequeña rambla, por lo cual su estado está bastante deteriorado. Después de 1km aproximadamente de bajada (poco después de descartar una variante del GR7 en forma de senda a la derecha), llegamos a una curva de 180º en el camino, desde la cual sale una senda que seguiremos. La senda nos termina de bajar de la loma, dejándonos en una explanada desde la que sale un camino que seguimos, entre pinos. Poco después llegamos a una bifurcación, pero seguimos recto. Salimos del bosquecillo, y llegamos a un nuevo cruce desde donde giramos a la izquierda. El camino nos lleva a una casa y luego al camino asfaltado que ya conocemos, cerca de donde habíamos dejado el Coche.
Almendros en Flor
Si os animáis a hacer la ruta, espero que la disfrutéis tanto como yo.

Un paseo por las Torres de la Huerta

torres de la huerta

Hubo una época en la que Alicante tenía que protegerse de los piratas que llegaban a sus costas. La rica huerta que tenía la ciudad y su contorno era codiciada, sobre todo por la mano de obra que en ella trabajaba. Los piratas los apresaban y los convertían inmediatamente en esclavos. Especialmente durante los siglos XVI y XVII comenzaron a proliferar en Alicante las llamadas Torres de la Huerta. Torres de seguridad donde se refugiaban los señores y quienes vivían y trabajaban a su amparo, a quienes de esta forma aseguraban protección. Hoy aún queda una veintena de aquellas torres, y buena parte son de particulares. Algunas han sido restauradas, otras están muy deterioradas y de otras son los enamorados de estas torres quienes conservan alguna imagen y su historia.

dentrotorresarrio 

Es un día de verano y la previsión meteorológica es la normal para esta época del año: calor y un intenso y cálido sol. Vamos en bicicleta, aunque, hemos de decir que la excursión tiene ‘truco’. Vamos sobre las Santa Bárbara, las bicicletas eléctricas de Abat, empresa radicada en Alicante. Uno de sus modelos de bici lleva el nombre de nuestro Castillo. La ruta en bicicleta es muy agradable y recomendable.
Se trata de una excursión en la que pueden participar niños y mayores puesto que sigue prácticamente por todo su recorrido el carril bici existente en la zona de la Playa de San Juan y la conocida como zona del Campo de Golf, y que también permite adentrarse en distintos caminos de huerta y Cañadas.

foto2torremauro

Durante la excursión tienes varios alicientes puesto que invita a hacer ejercicio y resulta agradable pasear por esta zona en la que predominan las aceras anchas y con arbolado. Carece de dificultad, por lo que es sumamente agradable hacerla con los más pequeños. A la vez, descubres unos retazos de Alicante que cuentan historias de piratas, asedios, arte…
Es curioso poder contemplar cómo se construían aquellas torres, reconocer algunas de sus características y conocer cómo, ya metidos en el siglo XVIII, su construcción era sobre todo un símbolo del poder económico de una familia.

vistasdesdetorresarrio 
A las nueve de la mañana nuestro punto de encuentro es una de las dos torres de propiedad municipal que además, está en buen estado gracias a la restauración experimentada varios años atrás, la Torre Sarrió (glorieta Deportista Carolina Pascual). 
foto3torreferrer
Con el tiempo se convertirá en una de las torres punto de referencia y confiamos que en un espacio de tiempo no muy largo pueda ser visitada con las pertinentes explicaciones para entender mejor su construcción y su valor. Lo que te recomendamos es que, además de recorrer esta zona histórica de Alicante, te des una vuelta con tu bici por una zona  atractiva y muy recomendable para el paseo. Queremos que disfrutes dando una vuelta, bien en bici, bien caminando, y que en tu periplo por esta zona de Alicante te pares a mirar los retazos de la historia de Alicante.
foto4torrecipres
En la Torre Sarrió nos esperan dos enamorados y estudiosos de las Torres de la Huerta de Alicante, el profesor Antonio Campos y Juan López Sala,  cuyo blog en internet Plinthus, es prácticamente una tesis de las Torres de la Huerta. Animamos a echar un vistazo por el interesante y laborioso trabajo realizado para dar brillo a este trozo de la historia y la cultura de Alicante. Ambos nos hacen de cicerones en esta marcha cultural y de descubrimiento de los tesoros que guarda la huerta alicantina y que queremos compartir contigo.
foto5muescaspared
La Torre Sarrió tiene una inscripción que nos permite saber su edad: 1594. También ayuda para conocer la época de su construcción el talud que tiene en su base que lo sitúa a final del siglo XVI, mientras que los que eran rectos son de principios de este siglo. Esta torre mantiene la casa que se construyó junto a ella. La mayoría de las torres poseen una pequeña puerta, generalmente elevada para poder acceder con escalera y evitar dar facilidades a los invasores, y atrancadas por dentro con pocas posibilidades de ser penetradas. La mayoría de torres tiene tres plantas. Las ventanas son troneras, pequeños agujeros que permiten ver y servir de defensa. También contaban con abastecimiento de agua con la que aguantar el asedio. Y los muros son muy gruesos. En algunas partes llegan a ser de un metro y medio y se utilizaba mampostería y piedras, buena parte sacadas de la Serra Grossa de Alicante. Si te fijas, en algunas torres se notan los distintos colores de los sillares, lo que da a entender que eran extraídas de diferentes sitios. De algunas sabemos su edad precisa porque se ha cincelado el año de construcción.
foto6 
Nos llama la atención que la Torre Sarrió se encuentra en mitad de una rotonda. Y a pesar del tráfico diario, una vez en su interior, olvidas dónde estás. Quizá la zona que más nos impresiona es la última planta, la terraza, desde donde nos hacemos una idea de las buenas vistas de las que gozaban. El principal valor es que las torres estaban situadas en puntos estratégicos desde donde se veían las otras torres. Y también el mar, ya que era a través del Mediterráneo por donde entraban los invasores.
foto8loquesevedesdetorrerejas
En la mayoría de las torres que pudimos visitar encontramos los denominados graffitis. La mayoría son muescas horadadas en la pared para contar, quizás, los barcos avistados. Y nos sorprende que en otras torres lo que encontramos son dibujos de barcos, y gracias a las características dibujadas podemos saber cuál era su bandera. 
foto7grafiti
Estas las pudimos disfrutar en la Torre de Rejas (Camino de Benimagrell, 47). El profesor Antonio Campos nos cuenta, más bien nos contagia con su entusiasmo, cómo deberían ser aquellos que atentos a la ventana, avistaban los barcos, quizá enemigos, a los que había que tener bajo control.
Nos cuentan que hay una clara distinción entre las torres de la huerta y las torres de vigía puesto que las primeras eran cuadradas y las siguientes redondas. Y que existe un tercer modelo, que es la torre defensiva que hay en la pedanía de Santa Faz.
foto10
Bajamos impresionados de nuestra visita a la Torre Sarrió y nos dirigimos a la Torre Castillo de Ansaldo, también conocida como Torre Mauro, (avenida de Ansaldo,10) que cuenta con un sistema almenado. Esta torre es una de las más conocidas de la zona ya que se encuentra entre una zona de ocio y restauración. Tras ver sus características exteriores nos dirigimos a Torre Ferrer (calle Licia Calderón) y nos llama la atención que es de menor altura que las otras que hemos visto. En ella se distinguen con claridad dos tonalidades de piedra. Esta torre es de propiedad municipal y también ha sido restaurada. Nos cuentan que junto con Torre Mauro son las más cercanas al cabo y a la marjal. Como en la mayoría de torres, estaba unida a una casa, que actualmente ha desaparecido.
Pedaleando llegamos a la Torre  Ciprés (Camino del Ciprés), que está por restaurar. Era la más ricamente construída, ya que estaba hecha por completo de sillares. 
foto13
 Y detalles como la forma de la puerta en arco de medio punto sin dovelas denotan la época en la que fue construida. La torre es de 1565, y tanta precisión se debe a la inscripción que tiene un sillar en la parte alta, la casa construida al lado es de 1661 y tenía además una capilla que data de 1668.
Sin dejar el Camino del Ciprés llegamos a la Torre Mitja Lliura (Media Libra, también conocida como La Granja y La Finca, ubicada en el Camino del Ciprés 83). De esta nos cuentan que es la única que tiene la casa separada de la torre. Y como curiosidad, es una de las varias que actualmente está habitada.
foto12torreboter 
El camino nos conduce a la Torre Plasia (calle Clara Campoamor) que muestra el vestigio de la vivienda moderna que tuvo anexa en los años 80. Se especula que su nombre proviene de una heredera del s XVII llamada Plácida Mingot. De aquí nos dirijimos a Torre Rejas, una de las mejor rehabilitadas y que hoy forma parte de un restaurante. Los dueños nos permiten visitar y disfrutar de esta torre y sus excepcionales vistas. En ella nos encontramos los graffitis que hicieron los vigías de las torres de los barcos que avistaban en la mar. El profesor nos cuenta que bien pueden ser barcos de la armada inglesa o del ataque a Orán. Nos impresiona subir hasta lo más alto, desde donde se comprueba que todas las torres estaban perfectamente situadas y conectadas unas con otras para dar la señal de alarma si se descubrían invasores.
foto9bicisentorrerejas 
La Torre Conde (Camino de la Huerta) es privada y está restaurada. Es otra de las que alberga graffitis de barcos en sus paredes. La siguiente es la Torre Boter (Camino de Benimagrell, 33), una de las más altas. La casa anexionada tiene sobreimpresionada sobre la puerta la gran cruz de Malta. Y  posee un techo a dos aguas que es un añadido de mediados del siglo XX. Nos dirigimos a la Torre Cacholí (Camino de la Cruz de Piedra a San Juan, 8) que recibe este nombre por una adaptación de un apellido francés. Pasamos junto a la Casa de los Condes de Soto Ameno y llegamos a la Torre Villagarcía, Don Vicent o Boacio (Camino de la Cruz de Piedra a San Juan) que hizo construir el capitán Boasio en 1698, en una época en la que y no había invasiones y que ya denotaba el carácter de lujo que suponía construir una torre.
foto14stafaz 
Y llegamos a la torre de defensa, la Torre Santa Faz (Plaza Luis Foglietti), con características propias como las cuatro garitas de vigilancia que posee. La torre se comunica por el primer piso con el convento. Se ve robusta y ancha, mucho más que el resto. Su papel era defender el Caserío de Santa Faz con guarnición propia.
Cogemos las bicis eléctricas que nos han ayudado a recorrer buena parte de este singular patrimonio alicantino.
Nos toca regresar sabiendo que podríamos ver y conocer la historia de varias torres más y nos emplazamos a una nueva excursión. Es pasado el mediodía y toca volver al punto de partida. Hemos hecho un agradable paseo por la historia de Alicante, guiados por unos interesantísimos conocedores de esta. Y sorprendidos de los tesoros que Alicante guarda y que estamos deseosos de descubrir.

UN PASEO EN BICI POR UN ALICANTE NUEVO Y LLENO DE HISTORIA

A %d blogueros les gusta esto: