Un Aurora En Alicante

 

Alrededor del año 1860, el famoso grabador e ilustrador francés Gustave Doré hizo un viaje por España con su amigo el conde Charles Davilliar y presenciaron un Aurora en Alicante.

Doré publicó, en su libro sobre el viaje, un dibujo de la escena. Puede verse en él que hay una vela en cada una de las esquinas de la mesa y que dos de los visitantes están bailando el baile de angelito. 

La danza es la jota con acompañamiento de guitarra, bandurria, canto y palmas. En un aurora, el cuerpito se envolvía en un velo de gasa adornado con hilos de plata, y la madre lo maquillaba con rubor en las mejillas y labios para simular la vida.

El angelito reposaba en un ataúd lleno de flores blancas colocado sobre la mesa del comedor que habla sido previamente cubierta con una sábana y un cubrecama.

Al anochecer llegaban los amigos y parientes con guitarras y castañuelas. 

Se iluminaba el frente de la vivienda para recibir a todos los asistentes. Los miembros más jóvenes de la comunidad formaban un círculo amplio y empezaban a cantar y bailar con el acompañamiento de los instrumentos.

La celebración continuaba hasta el amanecer.

Paco Rodriguez Valderrama. 1 de noviembre de 2013 a la(s) 12:36

 ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO Y TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
©RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR
Anuncios

Publicado el 02/02/2014 en LEYENDAS. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: