D. Óscar Esplá y Triay

Biografía
Esplá inició su formación como músico siendo aún niño, pero, siguiendo el deseo paterno, estudió ingeniería y filosofía en la Universidad de Barcelona. En 1911, tras obtener el premio de la Sociedad Musical Nacional de Viena con su Suite Levantina, decidió dedicarse de lleno a la música.

Hasta ese momento, su formación como compositor había sido casi por completo autodidacta; se trasladó a Alemania para comenzar estudios de composición y dirección con Max Reger, y un año más tarde a París para estudiar con Camille Saint-Saëns. Sin embargo, el estilo de sus obras no se aproximó al de sus maestros, asemejándose más al de Claude Debussy en su tratamiento armónico.

Esplá compuso numerosas piezas en las dos décadas siguientes y alcanzó una modesta notoriedad, aunque su fama fue eclipsada por la de su contemporáneo Manuel de Falla. En 1930 le fue ofrecida una cátedra en el Conservatorio de Madrid, actividad que compaginó con la presidencia de la Junta Nacional de Música. El 20 de agosto de 1936 publica la Gaceta de la República su nombramiento como Director del Conservatorio Nacional de Música y Declamación de Madrid. Esplá era republicano, pero sentía amenazada su vida y la de su familia, así que el mismo año de 1936 marcha a Bélgica con los suyos. Por otra parte, temía Esplá la represión de los nacionales y no pudo regresar a España hasta 1951.

A medida que pasaba el tiempo y la guerra se prolongaba, la situación del compositor era cada vez más precaria ya que no podía disponer de sus bienes en España. Gracias a Jean Absil fue contratado para colaborar en el diario Le Soir (1940-1943), que habiendo sido incautado por los nazis mantenía entonces una línea colaboracionista. Esplá no dudó en defender, desde las páginas de Le Soir a compositores judíos y a otros autores “prohibidos”. No obstante, tras la guerra, se le prohibió el ejercicio del periodismo en Bélgica.
Óscar Esplá (derecha) con Germán Bernácer y su mujer, Maria Guardiola, en la Sierra de Aitana (Alicante).

Se hallaba en una situación económica difícil cuando se le ofreció la dirección del recién creado Laboratorio de Ciencia Musical en Bruselas en 1946, para investigar la psicología de la música y la acústica; el laboratorio se extinguió poco después, y Esplá se trasladó a París, donde trabajó con compositores como Salabert y recibió ayuda de Unesco para paliar sus dificultades económicas.

Regresó a España, gracias a la mediación de Germán Bernácer Tormo en 1951, tras pagar una cuantiosa multa con sus bienes españoles. La protección del infante de Baviera y la necesidad para el Régimen de capitalizar a los intelectuales que venían del exilio, le permitió disfrutar de unos últimos años apacibles y de éxito. El 9 de mayo de 1956 es elegido como académico de la Académie des Beaux-Arts de París. En 1959 le conceden la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio (B.O.E. 02.04.1959).
Sin embargo, se negó a colaborar en la celebración auspiciada por el régimen de los “XXV años de Paz”. En 1962 fue nombrado delegado local del Consejo Internacional de la Música creado por la Unesco.

Óscar Esplá fue un ejemplo poco común de músico con varias carreras universitarias. Persona cosmopolita, con amistades internacionales y amplia cultura, cultivó también con esmero la amistad de otros artistas de su tierra como el escritor Gabriel Miró y el pintor Emilio Varela, con quienes forma un trío de creadores excepcionales que marcó una época sin parangón en la Historia del arte alicantino.

Falleció en Madrid en 1976 y fue enterrado en el monasterio de la Santa Faz de su ciudad natal, tal y como fue su deseo, recibiendo sepultura el 8 de enero a la izquierda del altar mayor, donde se custodia la reliquia de la Santa Faz de Alicante. El Conservatorio Superior de Música y una de las avenidas más importantes del centro comercial de Alicante, cercana a la estación del ferrocarril, llevan su nombre.

Obras

La cronología de las obras es en parte problemática debido a la ausencia de ciertos manuscritos, perdidos a causa del exilio del compositor, y a la existencia de diferentes versiones.
Compositor español nacido en Alicante. Comenzó a aprender música a temprana edad en Alicante con Juan Latorre, pero por deseo de sus padres se licenció en ingeniería. Llego también a doctorarse en filosofía y en arte.
En 1911 su Suite Levantina ganó el premio internacional de la Sociedad Musical Nacional de Viena y fue en ese momento cuando decidió dedicarse por completo a la música. Sus obras, elaboradas sutilmente, están impregnadas a veces de rasgos inherentes a la música popular levantina. En su música para piano desarrolla una armonía rica en fuerza y colorido.
En 1930 fue nombrado catedrático en el Conservatorio de Madrid, entidad que además dirigió desde 1936 hasta 1939, y en 1954 entró a formar parte de la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Y en 1958 dirigió el Conservatorio Oscar Esplá en Alicante donde se había establecido un premio de composición Oscar Esplá en 1955. También ocupó un cargo en la Junta Consultiva de Música en 1962.
Entre sus obras merecen especial mención la cantata La Nochebuena del diablo (1923), los poemas sinfónicos, El sueño de Eros (1910) y Don Quijote velando las armas (1924) ,la polifonía Himno republicano (1931) y la Sinfonía Aitana (1964).

FUENTE…   http://es.wikipedia.org/wiki/Óscar_Esplá

ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.

© RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR
Anuncios

Publicado el 26/06/2014 en BIOGRAFIAS. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: