El Postiguet, "SU DOBLE FUNCION"

Recreacion de El Postiguet

Finales de siglo XIX. La suavidad del clima alicantino invita a numerosas familias de la capital y del interior de la Meseta a desplazarse, mediante los “Trenes Botijo” que, atiborrados, llegan a nuestra ciudad en los meses estivales por la atracción, entre otras cosas, de los balnearios y de la playa de “El Postiguet”, atractivos principales de la oferta turística que la ciudad ofrecía al visitante.

Hoy en día, la playa de “El Postiguet”, es conocida nacional e internacionalmente, apareciendo en todas las guías de ocio de la ciudad como reclamo turístico al visitante y forastero. Pero en este artículo, nos vamos a centrar en el origen de la denominación tan peculiar de esta playa. ¿De dónde le viene el nombre de “El Postiguet”? Los lugareños solían dar los nombres a sus calles, plazas y lugares, por el uso que se les daba o por la relación de lo que allí había. El costumbrismo popular hizo que aquel pequeño postigo abierto en la muralla del Mar, se le denominara cariñosamente “El Postiguet”.

De siempre se ha dicho que “El Postiguet” estaba destinado para que los pescadores del Arrabal Roig, tuvieran un acceso directo a la playa a través de la muralla, evitando así tener que dar un rodeo saliendo por la Puerta del Mar para retornar hacia la playa en que tenían varados sus bajeles, llauds y barcazas con las que se hacían a la mar. La existencia de este pequeño postigo queda recogida en las diversas crónicas locales y, en la Ilice Ilustrada de Juan Bautista Maltés del año, lo describe:
“…Para comodidad de los Pescadores y Esguazo de las Aguas llovedizas, se fabricaron también dos Postigos azia el Mar…”

Detalle plano Alicante de Francisco Coello 1853

Pero ¿Era esta la verdadera función del “El Postiguet”? Los dias de lluvias torrenciales puntuales que suelen producirse en nuestras latitudes a finales del estío y durante el otoño, hacía que las aguas bajaran con fuerza por las laderas del Benacantil y del Barranco del Carmen, buscando su salida natural hacia el mar, y que irían a parar al Paseo de Ramiro y zonas colindantes de hecho, la calle Niágara (antes Diluvio), que une las actuales de Jorge Juan y Gravina, fue bautizada con este nombre por recordar a las famosas cataratas cuando en días de fuertes lluvias, las caudalosas aguas que descendían por la vertiente este del Benacantil, se precipitaban desde la Plaza de Santa María a la calle Jorge Juan, corriendo por la calle Niágara. En su camino hacia el mar, este caudal de agua se encontrarían con el obstáculo de la muralla de la costa, lo que iba a producir encharcamientos e inundaciones en esta zona baja de la ciudad en la que se encontraban las tabernas y las tonelerías o lo que es peor, debido a la orografía de la zona, las aguas discurrirían siguiendo la línea interior la muralla y, en paralelo a ella, irían a parar a la Puerta del Mar produciendo inundaciones y barrizales en esta concurrida zona dificultando el trasiego de personas y carruajes y el transporte de mercancías entre el puerto y la ciudad. El problema debió ser importante y la lógica hizo que las autoridades de la época se plantearan el abrir aliviaderos en la muralla para dar salida a las aguas en la época de lluvias torrenciales y evitar así las inundaciones en la parte baja de la ciudad.

Detalle plano Alicante de Manuel Miralles 1794

No existe, que se conozca, ninguna imagen que nos describa como era gráficamente este famoso postigo no obstante, existe una vista de la Plaza de Alicante nuevamente fortificada, en que se observa, abierta en la muralla, una salida enrejada (Proyecto de 1688 de los Ingenieros Joseph Castellón y Pedro J .Valero, incluido en “El Reino de Valencia dividido en sus dos Gobiernos que son Valencia y Orihuela y sus dos Tenencias que son Xativa y Castellón”). Por otra parte, en el plano de Alicante elaborado por Manuel Miralles en el año 1.794, figuran marcados con las letras “E” y “F” dos aliviaderos que los describe como:
“E.- Conducto del Postiguet que recibe las avenidas de la falda del castillo.” y “F.- Conducto que construyó el Gobernador Francisco Pacheco para recoger las aguas e inmundicias de la Villavieja, Plaza de Ramiro y Puerta de Ferrisa.”

En otro plano de Alicante de Francisco Coello en el año 1.853, se observa una apertura en la muralla del mar con la denominación de “El Postiguet. Detalle plano Alicante nuevamente fortificado de 1688. Aún así, La prueba más patente de que en la muralla del mar se abrían aliviaderos y salidas la tenemos a la vista cuando hace unos pocos años se rescató parte del lienzo de dicha muralla a la altura del Paseo de Ramiro donde se observa una de estas aperturas en la muralla.

Nuestra opinión es que “El Postiguet” tuvo un origen urbanístico como aliviadero de las aguas provenientes de las laderas del Benacantil y esa fue su principal función. El uso práctico fue dado más tarde por los pescadores del Arrabal Roig, que lo utilizaron como salida directa a la playa, la que posteriormente tomó su nombre, para tener un acceso más rápido a las barcazas y llauds con los que salían a faenar a la mar. La historia hizo que fuera más conocido por el uso práctico que los pescadores del Arrabal dieron a “El Postiguet”.

FUENTE…  http://alicarte.myartsonline.com/postiguet.html
Reproducimos este fabuloso articulo de Jesús García Mulet.

ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
© RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR
Anuncios

Publicado el 28/06/2014 en HISTORIA. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: