Tiempo de Castañas y Castañeras.

«Todo el que prueba mis castañas dice que son las mejores de Alicante»

Esas mujeres que con su pañuelo a la cabeza y una sonrisa nos ofrecían castañas calentitas, eran personajes entrañables y conocidas en barrios y plazas donde se ubicaban


LA ENTREVISTA

Conchi Manzano es castañera desde que tenía 16 años. Comenzó en las puertas de Simago y más tarde se trasladó al centro de Alicante.

Cuenta que fue pionera en la ciudad, ya que en un principio sólo existían dos personas que vendían este producto. Su puesto se sitúa en la emblemática avenida de Maisonave.

Lleva 38 años en este oficio, y asegura que ha día de hoy está muy contenta porque le ha pasado el legado a sus hijos, que también venden en la céntrica avenida alicantina.

-¿El de castañero es un negocio familiar?

-Sí. Es una tradición que no se pierde, se pasa de padres a hijos. Yo tengo 54 años y llevo toda mi vida en este negocio.

-¿Quiénes compran más, los pequeños o los adultos?

– Hay de todo, tanto a los niños como a los adultos les gustan las castañas. Yo tengo clientes de toda la vida. He conocido hasta tres generaciones de una misma familia. Aquí también se hacen amigos.

-En ese cartel pone que sus castañas son las mejores ¿Por qué?

-Porque la gente lo dice, y que ese cartelito lo puedo exponer con orgullo, porque no estoy mintiendo. Yo selecciono el producto uno a uno, y la castaña que está mala la tiro. Eso no lo hacen todos los catañeros. Además les pongo un toque especial, que es secreto de la casa.

-¿Vende más en Navidad?

-Se vende más por el frío. Con las castañas te calientas las manos mientras te las vas comiendo. Además esta es una buena zona. Hay mucha gente los fines de semana y en la época de Navidad todo el mundo viene por aquí a comprar regalos.

-¿Ha notado la crisis?

-Por supuesto. El año pasado vendía mucho más, casi el doble. Y además lo vendía en menos tiempo. Ahora cuesta más, se nota muchísimo.

-¿A mantenido los precios a pesar de la crisis?

– Llevo con los mismos precios desde hace un montón de años. No los he cambiado, prefiero mantenerlos y continuar vendiendo.

–¿Se han perdido ciertas tradiciones, como la del boniato ?

-Yo creo que no. La tradición de las castañas sigue, pero lo del boniato es distinto. Para venderlos necesitas otros permisos y supone hacer más papeleo. Pasa lo mismo con las mazorcas de maíz.

– ¿Recuerda alguna anécdota llamativa?

– Una vez un hombre me dijo que si todas las personas fueran igual de dulces que mis castañas no habría amargura en el mundo.

– Es bonito que un cliente le diga algo así ¿no?

– Llevo mucho tiempo de cara al público y creo que me he ganado a la clientela. La gente pregunta por mi cuando no me ven. Intento ser amable y cariñosa con los clientes.

– Durante el resto del año ¿A qué se dedica?

– Mi marido tiene un puesto de vente ambulante y con eso vamos pasando.

– ¿Cuánto tiempo pasa aquí?

– Dos meses y medio si las castañas salen buenas. Vengo todas las tardes desde las 3 hasta las 10 o las 10 y media.

Conchi Manzano. Castañera 

13.12.09 – 02:23 – MARINA GONZÁLEZ

Origen del Artículo: http://www.lasprovincias.es/20091213/alicante/todo-prueba-castanas-dice-20091213.html

LA HISTORIA

TIEMPOS DE CASTAÑAS

Me gusta la llegada de los fríos invernales y ver caer la lluvia a través del cristal empañado de la ventana porque me devuelve a mí niñez. Entrando a mí casa de vuelta del colegio, mientras de fondo, escucho a Elena Francis en la radio.

Tardes de tiempo de mi infancia, en la que veía a mi madre tegiendo jerseys de lana, mientras mi abuela le contaba lo acontecido con las vecinas del barrio, mientras yo jugaba en el suelo con aquellos juguetes metálicos y mamá como siempre preparándome el pan de la merienda en la que introducía una porción (para mí) minúscula de chocolate que tarde tras tarde me daba.

 

Hablaban entre ellas, sin cansancio, mientras yo estaba atento de todo cuanto allí se contaba sin que se percatarsen y sin comprender nada de por qué utilizaban un lenguaje en clave de vez en cuando, en aquella pequeña salita, donde la mesa camilla y una banca era todo lo que había y todo adornado con aquellos tapetes de ganchillo que mi abuela tejía y tejia sin fin y por supuesto de la radio.

Eran tiempos de castañas, cuando desde la ventana podía observar a aquella castañera, con su pañuelo negro, y su toquilla de ganchillo, preparando las castañas, para ser asadas. Un ritual que durante las semanas de frío se repetía.

Contaba mi abuela que la castañera era viuda, y que para aumentar los escasos  ingresos ponía aquel puestecillo de castañas.

Me gustaba el olor de las castañas asadas que impregnaba el aire de toda la calle, me imaginaba que las castañas tenían vida propia por los crugidos y chasquidos que daban, y que al ser asadas mostraban todo su esplendor y fragancia.

Recordaba entonces, como los domingos, en tiempos de setas y castañas, solíamos ir a un bosque de nuestra montaña, y en cuya entrada me esperaba aquel viejo castaño, con las castañas bien guardadas en aquel caparazón espinoso.

Cómo se protegían de todos, pensaba yo, mientras rebuscaba alguna cuyo caparazón estuviese a punto de desprenderse. Tiempo de castañas, donde se mezclan recuerdos, melancolías y añoranzas, mientras repito sin fin aquella canción que me enseñé de la castañera y que quedo grabada en mi corazón:

Yo soy la castañera,

castañas te vendo yo.

son ricas y redonditas,

todas de color marrón.

Te puedo vender una, te puedo vender dos.

Con ellas te regalo alegría e ilusión,

Cuando llega el otoñoy salimos a pasear.

con las ricas castañas tus manos calentarás.

ESTE ARTICULO Y SUS FOTOGRAFIAS SON SOLO A TITULO INFORMATIVO Y TIENEN LA OBLIGACION DE CONSULTARLO COMENTARLO EN SU WEB ORIGINAL.

Anuncios

Publicado el 18/11/2015 en ARTICULOS, PRENSA y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: