Archivo de la categoría: AYER Y HOY

El Yacimiento Paleolitico de el Salt, una ventana abierta al mundo Neandertal.

El Yacimiento Paleolitico de el Salt, una ventana abierta al mundo Neandertal.

Resulta difícil imaginarse cómo sería Alcoy durante la Prehistoria Paleolítica, son muchos los datos que deberíamos manejar para que esa imagen virtual pudiera tener algún parecido con la realidad.


Nos haría falta, al menos, tener información de las condiciones ambientales del período en cuestión, manejar datos precisos sobre la biomasa, o conocer aspectos clave de la vida de los cazadores recolectores que por aquel entonces habitaban los valles alcoyanos.

Actualmente hacer este ejercicio es factible, sin riesgos a desviarnos excesivamente de la realidad histórica y ello gracias al resultado de dos décadas de intensas investigaciones en uno de los enclaves arqueológicos más importantes del Mediterráneo Occidental para estudiar a las poblaciones neandertales: el yacimiento Paleolítico de El Salt y su entorno.

Este rincón protegido por un imponente cantil, integrado en una formación travertínica de dimensiones espectaculares y de gran interés geológico, alberga un depósito arqueosedimentario resultado de la actividad natural y humana a lo largo de miles de años. En concreto, las dataciones por diferentes métodos indican que las ocupaciones más antiguas documentadas hasta el momento en el yacimiento se retrotraen hasta hace unos 60.000 años.

A partir de entonces y de manera recurrente la población neandertal, articulada en grupos no muy numerosos eligieron este enclave para instalarse, atraídos por un biotopo rico y diverso, con formaciones lacustres y lagunares y abundantes recursos litológicos, lo que convertía a este sector de la montaña alcoyana en un lugar idóneo para la implantación humana.

Las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en el yacimiento han permitido sacar a la luz los restos de sucesivos campamentos organizados en torno a hogueras, tan bien conservadas que parecen recién extinguidas.

Alrededor de estas se acumulan múltiples evidencias de sus actividades cinegéticas, de la producción de herramientas líticas en sílex, así como de las actividades culinarias, relacionadas sobre todo con la ingesta de carne, principalmente de ciervo, caballo y cabra montés.

Esta situación se prolonga hasta hace unos 45.000 años, a partir de ese momento, se detecta un recrudecimiento de las condiciones ambientales, las temperaturas parecen enfriarse y se documenta indicios de aridificación.

Este cambio en las condiciones climáticas coincide con un debilitamiento de la presencia humana en El Salt y, finalmente con su desaparición.

Todos los datos apuntan a un despoblamiento de la zona hace unos 43.000 años, tendrán que pasar algunos milenios aún para que los primeros representantes de la humanidad moderna hagan acto de presencia por estas tierras.

Sabías que el grado de conservación del yacimiento es tan extraordinariamente sorprendente que incluso se ha preservado la materia orgánica en condiciones ideales. Su estudio está permitiendo descubrir una parcela de la vida neandertal habitualmente inaccesible para la arqueología. De hecho hemos podido documentar biomarcadores de heces fecales humanas y un resto microscópico de coprolito también humano, los más antiguos encontrados hasta el momento.

Estos singulares hallazgos están permitiendo caracterizar la naturaleza omnívora de la dieta Neandertal. Sabías que hemos localizado seis piezas dentales correspondientes a un individuo neandertal joven adulto. Probablemente se trate de uno de los últimos neandertales de la montaña alicantina, sin embargo muchos interrogantes acompañan aún a este hallazgo.

¿Por qué estaban ahí estos elementos?, 

¿Por qué falta el resto del individuo? 

¿Fue un acto voluntario o accidental?

ORIGEN DE FOTO PORTADA: http://www.alcoi.org/es/areas/cultura/museo/Salt/La-Casa.html#prettyPhoto[villavicenta]/0/ ORIGEN DEL ARTICULO: https://www.alcoi.org/es/areas/cultura/museo/Salt/#prettyPhoto

ESTE ARTICULO Y SUS FOTOGRAFIAS TIENEN DERECHOS DE AUTOR ,  SON SOLO  PARA  SU DIFUSION SIN ANIMO DE LUCRO Y A TITULO INFORMATIVO, PARA VER EL ARTICULO COMPLETO TIENEN EL DERECHO Y LA OBLIGACION DE CONSULTARLO Y COMENTARLO EN SU WEB ORIGINAL.

Los sitios y publicaciones a los que se enlaza desde esta página son solo propiedad de sus respectivos autores.

Los contenidos de los post publicados en Alicante en la Mochila son de responsabilidad exclusiva de sus respectivos autores.

Anuncios

Cuatro décadas de ruinas al sol.

El hotel Los Arenales inicia su reforma para reabrir sus puertas en verano de 2017, después de clausurarse al público en 1979


Lee el resto de esta entrada

El codiciado tesoro del pavo para los niños del Camp d’Elx.

La cercanía de las fiestas navideñas nos recuerda a quien, a su pesar, ha sido tradicionalmente la víctima cruenta de estos días: el pavo.

© Web del Autor →

Lee el resto de esta entrada

Hablamos de Horchatería Azul.

Pese a su pequeño tamaño, es una de las horchaterías más conocidas de Alicante….. 

Lee el resto de esta entrada

Playa del Coco, EL CHIRINGUITO

Todavía me acuerdo de esos balnearios, el paseo terminaba en ellos, y comenzaba la arena de la playa del coco, con sus barcas de los pescaderos del Raval Roig, en los años 70 y anteriores, eso era la ESPAÑA IS DIFFERENT, como eslogan turístico de esos años.

Una de la playas de Alicante, mas emblemáticas y de las mas pequeñas y coquetas, entre la estación de la Marina y el excalectric y al final de la playa postiguet, que disfrutamos todos, pero sobre todo nuestros mayores en verano y en invierno.

Todavía me acuerdo de esos balnearios, el paseo terminaba en ellos, y comenzaba la arena de la playa del coco, con sus barcas de los pescaderos del Raval Roig, en los años 70 y anteriores, eso era la ESPAÑA IS DIFFERENT, como eslogan turístico de esos años.

Bueno y que deciros de los chiringuitos del Coco, con sus lonas multicolores, donde era típico las sardinitas y tu cerveza, en los años 70 me tomaba las sardinas, porque cerveza no podía, pero en los ochenta si que podía con la cerveza, con la sardinas y más, y las tomaba muy temprano, cuando volvía de marcha de playa San Juan, del VOY VOY o de las numerosas discotecas de ese gran centro vacacional que era.

Los chiringuitos desaparecieron en esos años 80 al igual que los balnearios, por la venida de la modernidad, eran una imagen no adecuada para los nuevos cánones municipales de la época, teníamos que tener una playa mas adecuada a lo tiempos modernos y con ellos adiós a la CULTURA DEL CHIRINGUITO, sino no es por concesión municipal o por ley de Costas.

Ahora se lleva el chiringuito chill out, que no es chiringuito ni nada, donde en un espacio decorado con mucho verde, colores luminosos, mobiliario al uso, hasta con camas y con música relajante, ofreciendo en este entorno, la consumición de bebidas y comidas, a un pico, que ya ni son precios de chiringuito tampoco, se acercan mas al MAXIME de París y eso sin pedir chapangne, ¿ Y nuestras sardinas y salao alicanti, capellanes… ? .

Bueno, como en Andalucía, RECUPEREMOS NUESTRA CULTURA DEL CHIRINGUITO

TU OPINION IMPORTA. alicantinosantetodo@gmail.comOrigen Articulo.. https://www.facebook.com/pages/Alicantinos-ANTE-TODO/225270130996613?fref=photo
ESTE ARTICULO  Y SUS FOTOGRAFIAS SON SOLO A TITULO INFORMATIVO Y TIENEN LA OBLIGACION DE CONSULTARLO COMENTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.

De Correos y Postas

Desde tiempos remotos, el hombre ha necesitado de comunicarse a distancia con sus semejantes….

Desde tiempos remotos, el hombre ha necesitado de comunicarse a distancia con sus semejantes, ya por medio de comisionados verbales al uso como por mensajeros portadores de envíos por escrito. Será en 1505 cuando Felipe el Hermoso, esposo de Doña Juana, otorgue a Francisco de Tassis, en arrendamiento, el servicio de correos entre España y Flandes. Se inicia entonces el establecimiento del servicio de postas que une los lugares en donde reside la Corte española con las principales ciudades de Europa.

El servicio de postas exige una organización compleja y eficiente. En los primeros años del siglo XVI las postas estaban al servicio exclusivo del rey. Hacia 1580, en Castilla, se generaliza el uso del servicio de correos pudiendo utilizarlo los particulares. Es entonces cuando nacen las estafetas que es un servicio que consistía en que los postillones trasladaban la correspondencia de los particulares de una posta a la siguiente con lo que el recorrido de cada mensajero se reducía considerablemente. De esta forma, a principios del siglo XVII se encontraban unidas postalmente por el sistema de estafetas Valencia, Zaragoza y Barcelona; además, desde Madrid había correo semanal utilizando el mismo sistema hasta Zaragoza, precisándose de cuatro días para llegar a Barcelona. Desde Madrid a Valencia se tardaba otros cuatro días.

Todo esto viene a demostrar que durante los siglos XVI y XVII existe en España un servicio de postas bien establecido. Pero el servicio de postas no es sólo utilizado por los reyes y funcionarios reales sino que también es utilizado por algunos particulares, pero por su carestía quedaba reservado a pocas personas.

Debido a los viajes por la posta, durante el siglo XVI hubo un aumento importante de las velocidades. Las velocidades de marcha de coches y a caballo eran de unas 8 leguas al día. Los caminantes, por lo general, hacían 5 o 6 leguas diarias. El coste de los viajes por la posta era de 6 reales por legua a los particulares y 4 reales a los correos del rey.

Desde 1750 se impone la racionalización de las tarifas, se instituye el reparto a domicilio, se crea el oficio de cartero, las bocas de buzones en las estafetas, la introducción de los primeros distritos postales y la mejora la red viaria, reformas entre otras que auguran la modernización del servicio postal español. En núcleos rurales dispersos, alejados del servicio convencional, se organizan puntos de entrega de los envíos, los llamados “apartados de correos”, donde acuden carteros o destinatarios a retirar personalmente la correspondencia.

Los primeros sellos de correos –isabelinos- comienzan a circular el 1 de enero de 1850. Un año después se normaliza el servicio de correos, Alicante-Denia, con entregas tres veces por semana. El trayecto se cubría en 18 horas.

A partir de las disposiciones del gobierno de la república en 1873, se había instaurado el servicio de correos Alicante a Denia que por primera vez hacia entrega de cartas y periódicos en Calpe y Benitachell. La conducción se realizaba a caballo, recorriendo los 110 kilómetros del trayecto en 19 horas, incluidas las detenciones. La multa por retrasos ascendía a 25 pesetas. A fin de asegurar un buen funcionamiento de esta importante prestación, la administración principal de correos de Alicante estableció los puntos donde debían de verificarse los cambios de caballerías mayores. El contratista también se veía obligado a conservar las maletas en buen estado, libres de humedad y deterioro.

A partir de 1880 el servicio de viajeros y correos pasó a ser cubierto por una compañía de diligencias que partían desde Ondara con dirección a la capital. Las protestas de los usuarios eran continuas por la falta de puntualidad en los horarios de salida y llegada y por el deplorable estado de las tartanas, sucias y deterioradas, que en muchos casos adolecían de cristales, hecho que sometía al pasaje a sufrir las circunstancias meteorológicas adversas y a padecer las polvaredas ocasionadas por la sequedad de los caminos.

El primer nombramiento oficial de cartero de la población del que tenemos conocimiento es del año 1891, en la persona de Joaquín Sapena Narbó, “el Paquero”. Para recibir sus credenciales, el funcionario debía de aportar su propia caballería y armas de defensa; al mismo tiempo que gozar de una mínima renta anual establecida. Unos años más tarde, en 1898, el servicio es prestado por Miguel Bordes Ausina, “el Calvo” quien lo hará hasta bien entrado el siglo XX.

Las dificultades económicas del consistorio eran tales que la administración municipal se vio obligada a anular el sueldo del responsable de conducir la correspondencia, desde la venta del Cañero a la villa y viceversa, Andrés Femenía Boronat, quien renunció a realizar esta función al ver suprimidos sus emolumentos.

En 1905 el servicio no había mejorado en demasía, y era cubierto por la empresa de coches diligencia del Vergel, que prestaba comunicación hasta la capital alicantina. Las quejas eran constantes en cuanto al precio del pasaje, rapidez y calidad de los vehículos. Pequeños empresarios de Benisa, y Altea se combinaron para ofrecer una asistencia alternativa a lo que la compañía del Vergel respondió con fuertes reducciones en los precios. Eliminada la competencia de pasajes, éstos fueron debidamente incrementados. El horario de las diligencias provocaba continuas molestias y gastos a los viajeros pues las interminables paradas del trayecto establecían su duración; de Calpe a Alicante, a unas doce horas en el mejor de los casos. El precio del billete excedía las 4 pesetas.

Hasta la instalación del trenes en 1915, el transporte de la correspondencia lo realizaba la diligencia, que pasaba por la Venta de la Cañera sobre las tres de la madrugada en dirección a Alicante y procedente de Vergel, hasta cuya localidad eran transportados el correo y los pasajeros en el tren Valencia- Denia. A las doce de la mañana hacía su llegada a Calpe otro coche en sentido contrario. El encargado de recoger y llevar la saca de la correspondencia desde la población subía andando a dicho lugar con su bolsa de cuero y una media de veinte cartas diarias. Disponía el operario, frente a la venta, de una pequeña garita para guarecerse de la lluvia y otras inclemencias del tiempo mientras esperaba la llegada del carruaje.

La apertura de la primera estafeta calpina de correos con categoría de Administración, se verifica en la posguerra, concretamente en 1946, establecida en la calle de Paternina nº 35, casa de la Tía Magdalena “Chocolate” ( Magdalena Sala Pérez). Hasta este año, y desde la década de los 20, el servicio había sido prestado por Pedro Sala Rodrigo, Pedro “el Cartero”, quien habilitó una pequeña vivienda en la hoy calle Generalísimo como centro de entrega y recogida de la correspondencia.

En 1954 pasaron las oficinas de la Administración a la Plaza de Miguel Roselló nº 7 y años más tarde al entresuelo del edificio Cóndor de la Av. de Ifach nº 2, trasladándose en 1986 a la calle 18 de Julio nº 1. Antonio Ferrer Such, “el Carteret”, aventajado actor cómico en las producciones locales, será el último cartero al uso en la Villa de Calpe hasta la irrupción de los modernos servicios postales.

Redactado por: José Luis Luri Prieto
Fuente del Articulo: http://historiadecalp.net/postas.htm

ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO Y TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
©RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR
A %d blogueros les gusta esto: