Archivo de la categoría: EDIFICIOS HISTORICOS

El Yacimiento Paleolitico de el Salt, una ventana abierta al mundo Neandertal.

El Yacimiento Paleolitico de el Salt, una ventana abierta al mundo Neandertal.

Resulta difícil imaginarse cómo sería Alcoy durante la Prehistoria Paleolítica, son muchos los datos que deberíamos manejar para que esa imagen virtual pudiera tener algún parecido con la realidad.


Nos haría falta, al menos, tener información de las condiciones ambientales del período en cuestión, manejar datos precisos sobre la biomasa, o conocer aspectos clave de la vida de los cazadores recolectores que por aquel entonces habitaban los valles alcoyanos.

Actualmente hacer este ejercicio es factible, sin riesgos a desviarnos excesivamente de la realidad histórica y ello gracias al resultado de dos décadas de intensas investigaciones en uno de los enclaves arqueológicos más importantes del Mediterráneo Occidental para estudiar a las poblaciones neandertales: el yacimiento Paleolítico de El Salt y su entorno.

Este rincón protegido por un imponente cantil, integrado en una formación travertínica de dimensiones espectaculares y de gran interés geológico, alberga un depósito arqueosedimentario resultado de la actividad natural y humana a lo largo de miles de años. En concreto, las dataciones por diferentes métodos indican que las ocupaciones más antiguas documentadas hasta el momento en el yacimiento se retrotraen hasta hace unos 60.000 años.

A partir de entonces y de manera recurrente la población neandertal, articulada en grupos no muy numerosos eligieron este enclave para instalarse, atraídos por un biotopo rico y diverso, con formaciones lacustres y lagunares y abundantes recursos litológicos, lo que convertía a este sector de la montaña alcoyana en un lugar idóneo para la implantación humana.

Las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en el yacimiento han permitido sacar a la luz los restos de sucesivos campamentos organizados en torno a hogueras, tan bien conservadas que parecen recién extinguidas.

Alrededor de estas se acumulan múltiples evidencias de sus actividades cinegéticas, de la producción de herramientas líticas en sílex, así como de las actividades culinarias, relacionadas sobre todo con la ingesta de carne, principalmente de ciervo, caballo y cabra montés.

Esta situación se prolonga hasta hace unos 45.000 años, a partir de ese momento, se detecta un recrudecimiento de las condiciones ambientales, las temperaturas parecen enfriarse y se documenta indicios de aridificación.

Este cambio en las condiciones climáticas coincide con un debilitamiento de la presencia humana en El Salt y, finalmente con su desaparición.

Todos los datos apuntan a un despoblamiento de la zona hace unos 43.000 años, tendrán que pasar algunos milenios aún para que los primeros representantes de la humanidad moderna hagan acto de presencia por estas tierras.

Sabías que el grado de conservación del yacimiento es tan extraordinariamente sorprendente que incluso se ha preservado la materia orgánica en condiciones ideales. Su estudio está permitiendo descubrir una parcela de la vida neandertal habitualmente inaccesible para la arqueología. De hecho hemos podido documentar biomarcadores de heces fecales humanas y un resto microscópico de coprolito también humano, los más antiguos encontrados hasta el momento.

Estos singulares hallazgos están permitiendo caracterizar la naturaleza omnívora de la dieta Neandertal. Sabías que hemos localizado seis piezas dentales correspondientes a un individuo neandertal joven adulto. Probablemente se trate de uno de los últimos neandertales de la montaña alicantina, sin embargo muchos interrogantes acompañan aún a este hallazgo.

¿Por qué estaban ahí estos elementos?, 

¿Por qué falta el resto del individuo? 

¿Fue un acto voluntario o accidental?

ORIGEN DE FOTO PORTADA: http://www.alcoi.org/es/areas/cultura/museo/Salt/La-Casa.html#prettyPhoto[villavicenta]/0/ ORIGEN DEL ARTICULO: https://www.alcoi.org/es/areas/cultura/museo/Salt/#prettyPhoto

ESTE ARTICULO Y SUS FOTOGRAFIAS TIENEN DERECHOS DE AUTOR ,  SON SOLO  PARA  SU DIFUSION SIN ANIMO DE LUCRO Y A TITULO INFORMATIVO, PARA VER EL ARTICULO COMPLETO TIENEN EL DERECHO Y LA OBLIGACION DE CONSULTARLO Y COMENTARLO EN SU WEB ORIGINAL.

Los sitios y publicaciones a los que se enlaza desde esta página son solo propiedad de sus respectivos autores.

Los contenidos de los post publicados en Alicante en la Mochila son de responsabilidad exclusiva de sus respectivos autores.

Anuncios

Antiguo Hospital de la Caridad de Elche (siglo XV)

 

Hospital de la Caridad emplazado en el Carrer Major de la Vila (siglo XV) y en la Corredora (desaparecido, 1564-1841).

Como símbolo de modernidad y señal de que en la villa de Elche, el cambio ideológico y social que se extendía por toda Europa desde mediados del siglo XV comenzaba a dejar su huella, nos encontramos con la construcción de hospitales y asistencia a los enfermos de una forma en la que no sólo actúan las órdenes religiosas, sino que se involucra el Concejo en una época en la que la presencia de enfermos y mendigos por las calles comienza a verse como algo vergonzoso.

La idea había sido propuesta a mayor escala desde la política de los Reyes Católicos, que vieron en  la construcción de hospitales como el de Santiago de Compostela y el de la Santa Cruz de Toledo, un vehículo para la proyección de sus ideales de modernidad.

En la materialización de estos ideales políticos, entraba a su vez la puesta en práctica de los avances que se estaban llevando a cabo en la ciencia y la sanidad, desarrollándose una nueva tipología de edificio destinado a hospital.

Anteriormente, los hospitales se solían construir en el interior de los conventos, siguiendo la tipología de planta basilical similar a la de las iglesias con tres naves con un altar al fondo para que los enfermos pudiesen seguir la Eucaristía desde sus camas.

Los hospitales se ubicaban también en edificios preexistentes de forma irregular o en el ala de alguna de las crujías de los conventos, sin tenerse en cuenta las mínimas condiciones de ventilación y salubridad. A partir del siglo XV, se irá implantando paulatinamente la planta cruciforme, que ofrecía una mayor ventilación, con presencia de varios patios concebidos como la solución más adecuada para la nueva tipología de hospitalaria.

Encontramos hospitales que siguen esta distribución ya en el siglo XIV, como es el caso del hospital de Santa Maria Nuova de Florencia, fundado en 1286 y reestructurado con la nueva disposición de planta cruciforme en 1334. La definición de esta tipología vendría de la mano del arquitecto Antonio Averlino di Pietro (Florencia, 1440 ca.- Roma, 1469?), más conocido como Filarete, una de las típicas personalidades que encarnan el ideal de hombre del Renacimiento ya que además de arquitecto fue ingeniero, escultor y autor de tratados sobre teoría de la arquitectura.

El Ospedale Maggiore de Milán, construido entre 1456 y 1465, con su planta cruciforme, responde a la perfección a los nuevos planteamientos emanados de los avances en las medidas higiénicas, surgiendo un modelo tipológico que pone en práctica algunos de los planteamientos de los textos científicos de autores clásicos como Hipócrates que recomiendan una serie de medidas que coincidían con las preocupaciones sanitarias del hombre renacentista.

El modelo propuesto por Filarete de edificio articulado en torno a dos crujías que formaban una cruz griega a partir de la cual, se articulaban cuatro patios, podía agrandarse añadiendo crujías, o reducirse en menos número, como se hizo en el hospital de la Corredora de Elche en 1564.

El Hospital de la Caridad y Beneficencia de Elche, se ha situado a lo largo de los siglos en tres emplazamientos diferentes. El primer hospital del que tenemos referencia se encontraba entre la cárcel y la ermita de San Sebastián, quedando restos de su fachada en la actual Casa de la Festa. No obstante, tenemos constancia de la existencia de instituciones hospitalarias en Elche desde el siglo XIV. La primera referencia a un hospital en la villa medieval la encontramos en el Cabildo del 17 de abril de 1380, donde se menciona a un tal Antonio Esclapez que dejó  bajo testamento ciertos bienes para ayuda y sostenimiento de un hospital ya existente, ante la imposibilidad de poder financiar la construcción de uno nuevo.

Este dato nos indica que el hospital al que se hace referencia habría sido construido en una fecha bastante anterior a 1380 o bien, que dicho hospital se habría instalado tras la Reconquista en un edificio preexistente; se han encontrado numerosas muestras de instrumental quirúrgico en diferentes yacimientos arqueológicos de la provincia de época islámica con lo cual, es posible que de igual modo que tras la Reconquista se aprovechasen y reutilizasen edificaciones preexistentes como viviendas, baños e incluso mezquitas reconvertidas a templo cristiano, se podría haber utilizado un edificio de la Elche islámica para destinarlo a hospital.

El cabildo del 26 de abril de 1489, indica que se estaba construyendo la ermita de San Sebastián en el Carrer Major, junto al hospital, conformando estos edificios una disposición urbanística que se conserva en la actualidad. Se ha conservado la fachada de este hospital aunque con notables alteraciones. Responde a la tendencia purista del renacimiento español definida por una gran sobriedad decorativa, fórmula que encontrará su máxima expresión un siglo más tarde en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, donde el purismo decorativo de Juan de Herrera ejercería una notable influencia en la arquitectura barroca del XVII.

La disposición de los vanos adintelados destaca sobre el paramento liso del muro construido con pequeños sillares de piedra caliza. El cuerpo inferior se resuelve a base de vanos rectangulares enmarcados por sillares. El vano de la entrada se encuentra enmarcado por un arco ciego de medio punto con dovelas que hacen destacar la clave central.

Del cuerpo superior destaca la decoración del que fue el balcón central ya que actualmente, las fuertes reformas a las que se ha sometido al edificio que se muestra hoy muy seccionado, han hecho que se haya perdido por completo el eje simétrico. Este balcón se encuentra enmarcado por molduras, guardapolvos y columnas adosadas de fuste ligeramente estriado sobre ménsulas de hojas de acanto. Los capitales sustentan un friso de sabor clasicista con una decoración en relieve resuelta con eslabones de cadena y un putti con flechas y carcaj en el centro, motivo muy difundido en el arte renacentista aunque aquí no muestra mucho decoro en cuanto a simetría y proporción.

El hospital funcionó en su emplazamiento del Carrer Major hasta 1564, fecha en que por los evidentes motivos de salubridad (se empieza a tomar conciencia del riesgo que supone tener un hospital enclavado en el corazón de la villa), fue trasladado a la Corredora, acordándose la venta del antiguo edificio, propiedad del Concejo. El Hospital de la Corredora se construyó a partir de la donación que hiciera en 1514 Pedro Ferrández de Mesa, quien deja en su testamento 15.000 sueldos para la construcción de un nuevo hospital.

A esta suma, hay que añadir la recaudada por la venta del antiguo edifico. Se situó en una zona extramuros en el área de la parroquia de El Salvador. Según Pedro Ibarra, el hospital se articulaba a base de cuatro crujías dispuestas en torno a un patio central, simplificando la disposición del modelo de Filarete del Hospital Mayor de Milán. La fundación de hospitales se convirtió a lo largo del siglo XVI en un fenómeno generalizado en el que participaban conjuntamente Iglesia y Concejo y al que se acompañaba la fundación de cofradías para asistir a los enfermos o enterrar a los muertos. Estas cofradías solían fundarse bajo la advocación de la Virgen o de San Juan de Letrán, especialmente a partir de 1534.

La iglesia gótica del convento de la Merced, disponía también de una capilla dedicada a San Juan de Letrán, aunque la orden mercedaria no se dedicaba a la asistencia de enfermos. Junto al hospital de la Corredora se encontraba la ermita de la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, que albergaba cinco imágenes de gran devoción: Nuestro Señor atado a la columna, un Ecce Homo, un Cristo con la Cruz a cuestas, un Crucificado y la imagen de Nuestra Señora de la Soledad.

Estas imágenes participaban en la procesión del Viernes Santo. Atendiendo al número de esculturas y la importancia que se le da a dicha imaginería por su participación en la procesión del Viernes Santo, es de suponer que esta ermita tendría unas dimensiones mayores a otras existentes en la villa con una disposición de nave única con cuatro capillas entre contrafuertes donde se dispondrían las imágenes, estando probablemente ubicada la imagen de Cristo Crucificado en la capilla mayor.

En 1841, el hospital de la Corredora fue trasladado al desamortizado convento de San José sin que haya quedado ningún resto de este edificio a excepción de la tan venerada imagen del Cristo de Zalamea, ubicado actualmente en la capilla anexa a la iglesia de San José y que estuvo en un nicho de la fachada del Hospital de la Corredora. La campana de la espadaña de la iglesia de San José, perteneció también a la ermita que había adosada al hospital de la Corredora.

Fuentes: Nieto, Víctor / Morales, Alfredo J. / Checa, Fernando. Arquitectura del renacimiento en España, 1488-1599. Cátedra, Madrid 2001. // Grupo Ilicitano de Estudios Arqueológicos en Poblad. Elche 10, 1988. // Ibarra y Ruiz, Pedro. Historia de Elche. Elche 1982. // Gutiérrez-Cortines Corral, Cristina. Renacimiento y Arquitectura Religiosa en la antigua Diócesis de Cartagena. (Reyno de Murcia, Gobernación de Origuela y Sierra del Segura). Murcia 1987. // Perpiñán, Salvador. Antigüedades y Glorias de la Villa de Elche. Edición de de Vicent J. Escartí y Gabriel Sansano. Ajuntament d’Elx, Elche 1995.


REDACTADO POR: Jue, 21/03/2013 – 10:45 — Rafael McEvoy                   © Web del Autor →

ESTE ARTICULO Y SUS FOTOGRAFIAS TIENEN DERECHOS DE AUTOR ,  SON SOLO  PARA  SU DIFUSION SIN ANIMO DE LUCRO Y A TITULO INFORMATIVO, PARA VER EL ARTICULO COMPLETO TIENEN EL DERECHO Y LA OBLIGACION DE CONSULTARLO Y COMENTARLO EN SU WEB ORIGINAL.

Los sitios y publicaciones a los que se enlaza desde esta página son solo propiedad de sus respectivos autores.

Los contenidos de los post publicados en Alicante en la Mochila son de responsabilidad exclusiva de sus respectivos autores.

Cine “Monumental-Salón Moderno” de Alicante.

El cine Monumental Salón Moderno, de Alicante, anunciando en el cartel de la fachada la película británica “Capitán Nemo y la ciudad sumergida” (“Captain Nemo and the Underwater City”) del director James Hill y con Rober Ryan y Chuck Connors, del año 1969 y de la productora Omnia Pictures. 

Fotografía “Llibret Festa” año 2002

Colección de Lorenzo Guardiola


Lee el resto de esta entrada

La clínica Carbonell.

Precisamente al final de la década de los 20, en 1928, surgió la primera clínica pionera. . . . 


Lee el resto de esta entrada

La Emblematica Casa Carbonell

 La conocida como Casa Carbonell, es uno de los edificios
más conocidos de la ciudad de Alicante.

Lee el resto de esta entrada

Jardín y Palacio de Peñacerrada.

Jardín y Palacio de Peñacerrada.

Lee el resto de esta entrada

Historia del preventorio de Aigües de Bussot.

Historia del preventorio de Aigües de Bussot

©  Web del Autor →

Lee el resto de esta entrada

Los Condes de Santa Eulalia.

Cuenta la leyenda, que en las inmediaciones del Alto Vinalopó (Alicante)…….

©  Web del Autor →

Lee el resto de esta entrada

Jardín y Palacio de Peñacerrada.

Jardín y Palacio de Peñacerrada.

©  Web del Autor →

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: