Archivo de la categoría: Uncategorized

La Voladura Del Castillo De Santa Bárbara.

Vista de Alicante y Castillo de Santa Bárbara. Grabado s. XVIII

Tal día como el de hoy, 1 de marzo (o 29 de Febrero en el caso de años bisiestos),


se cumple el aniversario de uno de los hitos más importantes de la ciudad de Alicante, un hecho del pasado que nos habla de gallardía y heroicidad pero también de la falta de escrúpulos que mueve a algunos gobernantes con tal de alcanzar el poder y la gloria. Una metáfora de tiempos pasados que bien podría tener su reflejo en los tiempos actuales de la que nos queda en la memoria una lección que no deberíamos olvidar nunca y una cicatriz en el rostro y el alma de nuestra ciudad.

Nos remontamos a comienzos del siglo  XVIII. Ha fallecido Carlos II y se desencadena la guerra de Sucesión (1706-1709) entre Felipe V (respaldado por Francia) y el Archiduque de Austria (con  apoyo de Inglaterra). Nuestra plaza y castillo, partidaria de Felipe V, estaba mandada por el mariscal francés Conde Mahoní.

El 15 de Junio de 1706, ancló en nuestras aguas la escuadra inglesa compuesta por 70 bajeles de guerra, 30 transportes y 9 pontones, para parlamentar con Mahoní y convencerlo para que entregara la plaza, sin resultado, por lo que a principios de agosto, Alicante fue tomada al asalto

“Dispararon nuestros baluartes y, al mismo tiempo, los bajeles hicieron fuego con  su artillería, con bombas y granadas reales. Duró el fuego de los ingleses desde el mar y tierra, ocho días y noches, disparándose 135 balas, y cuatro mil bombas y granadas. Todas las noches había asaltos aprovechando las brechas que en el Muro del Mar hacían las baterías de los Bajeles, acudiendo la población civil y algunos soldados veteranos, con gran valor a cerrar las brechas” (Maltés y López)

A las 08.00  horas del 8 de agosto, entraron los ingleses por una brecha de la Plaza del Mar. Ni la pericia del mando francés, ni el valor de las tropas, ni el patriotismo del vecindario, pudieron soportar la dureza de los asaltos de que fue objeto la ciudad. El Mariscal Mahoní antes de rendirse se retiró al castillo con las  tropas que quedaban.

Dueños de la situación, las tropas del Archiduque de Austria, sin nadie que controlase la barbarie de la soldadesca, se dedicaron al saqueo durante un  mes, sirviendo los muebles, las puertas y ventanas de las casas para hacer fuego; menos algunas casas en que habitaban los oficiales de los invasores y algunos del partido imperial, todas estaban maltratadas.

Los retirados a la fortaleza pasaron revista a sus tropas, contando con 2.000  hombres, aproximadamente, con un variado muestrario internacional compuesto por  franceses, italianos e irlandeses,  además de 700 españoles de la Ciudad y de la Hoya de Castalla, lo que conformaba un grupo heterogéneo muy poco propicio para la unidad de sentimientos y conductas que exigía el caso. Por este motivo, y teniendo en cuenta los pertrechos y víveres con que se contaba, se acordó aligerar la guarnición del castillo.

Tras un mes de resistir en el castillo, se acumulaban las múltiples dificultades creadas por los sitiadores: inteligencias secretas, facilidades a los desertores y otros muchos problemas gravísimos en aquellos momentos, para forzar su rendición. Mahoní, no tiene más remedio que rendirse mediante una honrosa capitulación.

Sus fuerzas salieron del castillo con todos los honores el 6 de septiembre de 1706, despidiéndose de Alicante sin dar por perdida definitivamente una plaza tan importante mientras murmuraban entre dientes un sentido ¡hasta luego!.

Las tropas del Archiduque, al mando del Conde de Peterboow durante algo más de dos años, se dedicaron a restaurar y mejorar las defensas del castillo y de la población.

Pasado este tiempo, el 28 de Noviembre de 1708, llegaron de nuevo a las puertas de Alicante las tropas francesas de Felipe V con el objetivo de recuperar la ciudad. El Gobernador de la plaza, estimando no poder defenderla con éxito, ofreció entregarla “si le hacían ciertas concesiones”. Aceptó el sitiador su proposición, y el día siete salieron de Alicante tres regimientos ingleses con todos los honores de guerra, mientras Sir Richard Siburch se replegaba al castillo con el resto de la guarnición, resuelto a no entregarse bajo ningún concepto.

El caballero Asfeld, que mandaba las tropas francesas de apoyo a Felipe V, no contento con la recuperación de la ciudad, quería lograr también la del castillo, pero aquello no era empresa fácil dada la orografía del terreno y la ubicación estratégica en la que fue edificado el castillo y, a pesar de su arrojo, se vio detenido por espacio de varios meses al pie de tan inexpugnable fortaleza.

Los ingleses no les andaban a la zaga en tesón y así, Alicante se vió convertida en teatro de una lucha verdaderamente heroica. El caballero Asfeld, comprendiendo lo difícil era la empresa de ganar el fuerte, decidió poner en práctica un medio insólito que terminaría bien con la entrega del castillo, o bien con el sacrificio de toda su guarnición: abrir una enorme mina bajo las murallas y torreones situados al mediodía del Santa Bárbara, cargarla de pólvora y volarla si sus defensores no se entregaban.

La mina consistía en un túnel de unos 20 metros de profundidad excavado bajo la fachada este del castillo. Se internaba en el monte Benacantil, dividiéndose luego en diversas galerías. Una vez finalizada la obra el 14 de febrero de 1709, se rellenó con 1.500 quintales de pólvora – unas 10 toneladas -, masa inaudita en los anales bélicos.

El día 28 de febrero, Asfeld hizo saber a los defensores ingleses del castillo que, si en el plazo de 24 horas no lo evacuaban, los haría perecer entre sus escombros. Los ingenieros de la resistencia practicaron una contramina como medida desesperada que esperaban sirviera para reducir notablemente los efectos de la explosión. Sir Richard Siburch, se negó a entregarse y respondió que podían poner fuego a la mina cuando quisieran.

Boca de la contramina arriba mencionada.

A las cinco de la mañana del día 29 de febrero de 1709, el ayudante de la plaza, don Miguel Morelló, aplicó la mecha a la boca de la mina dando pie a la voladura parcial del castillo. Con la explosión, todas las fortificaciones del Mediodía se desplomaron con estruendo ocasionando la muerte de Sir Richard, jefe de las fuerzas que guarnecían el fuerte, y de 150 de sus heroicos defensores “sepultando“, según un cronista de la época, “entre sus escombros gran número de casas que formaban un barrio” (se entiende que el de Santa Cruz o el Raval Roig). Sobre la fortificación, las crónicas oficiales hablan sobre el derribo del baluarte y el 2º cuerpo de la fortaleza.

Contra todo pronóstico, los británicos supervivientes siguieron resistiendo con máximo heroísmo entre los escombros de la fortaleza hasta el 20 de abril de 1709, cuando los diezmados restos de aquellas heroicas fuerzas, apenas unos 600 hombres, abandonaron las ruinas del Santa Barbara y salieron de Alicante entre honores de guerra. ¡Bien se lo habían ganado!

Víctor M. Guerra López y Víctor M. Guerra Carratalá

Bibliografía:  Reseña Histórica de la Ciudad de Alicante – 1863 Nicasio Camilo Jover. Crónica de Alicante 1876 – Rafael Viravens y Pastor. El Castillo de Santa Bárbara de Alicante – 1959 – Francisco Figueras Pacheco


Publicado el 1 marzo, 2013 por Victurs                                      © Web del Autor →

ORIGEN DEL ARTICULO: https://lamillorterradelmon.com/2013/03/01/la-voladura-del-castillo-de-santa-barbara/

ESTE ARTICULO Y SUS FOTOGRAFIAS TIENEN DERECHOS DE AUTOR ,  SON SOLO  PARA  SU DIFUSION SIN ANIMO DE LUCRO Y A TITULO INFORMATIVO, PARA VER EL ARTICULO COMPLETO TIENEN EL DERECHO Y LA OBLIGACION DE CONSULTARLO Y COMENTARLO EN SU WEB ORIGINAL.

Los sitios y publicaciones a los que se enlaza desde esta página son solo propiedad de sus respectivos autores.

Los contenidos de los post publicados en Alicante en la Mochila son de responsabilidad exclusiva de sus respectivos autores.

Anuncios

El Clot de Galvany

No dejes escapar la oportunidad de poder vivir una experiencia única y conocer uno de los marjales costeros más relevantes de la costa mediterránea gracias a sus diferentes ecosistemas.


El Clot de Galvany alberga una completa formación dunar, considerada como una de las mejores de la Comunidad Valenciana.

Lee el resto de esta entrada

Reformatorios de mujeres fueron cárceles ocultas y legales en manos de religiosas.

Imágen de Peñagrande en 1959, publicada en la web de antiguas internas

“Los reformatorios de mujeres fueron cárceles ocultas y legales en manos de religiosas”

La escritora catalana Consuelo García del Cid publica ‘Las desterradas hijas de Eva’, una obra en la que la narra el cruel destierro que sufrieron muchas menores consideradas “caídas o en riesgo de caer” durante el franquismo y la transición.

(Imágen de Peñagrande en 1959, publicada en la web de antiguas internas)


 

Lee el resto de esta entrada

Leyendas del Castillo de Denia. Alicante. La ciudad pirata.

Hoy nos vamos a Denia, Alicante.


 

Lee el resto de esta entrada

El Castellet de la Murta y el Oro de la Moros.

Quizás haya alguien todavía que lea estas líneas y no haya oído hablar de El Castellet de la Murta y el Oro dels Moros… pero supongo que serán los menos.

Lee el resto de esta entrada

10 lugares que tienes que visitar en la Comunidad Valenciana.

Lejos de los típicos lugares bellos de la Comunidad Valenciana que todos conocemos o hemos oído hablar de ellos, existen ciertos espacios que transmiten algo diferente, que bien se podría definir como magia. 


Lee el resto de esta entrada

Ruta de las Ermitas.

La gran extensión del término municipal de Benissa, la existencia de muchas partidas rurales dispersas por el mismo unido a las deficientes vías de comunicación existentes a principios del S. XIX, motivaron la construcción de pequeñas iglesias “las ermitas” en algunas de las partidas más pobladas, a instancia de la iglesia y con el esfuerzo de los que allí habitaban para cubrir las necesidades religiosas de los feligreses.

De igual modo se construyeron pequeñas escuelas cercanas a las ermitas, que atendían la educación de los niños, convirtiendo la zona en un pequeño núcleo urbano. En otras partidas menos pobladas, las casas señoriales contaban con su capilla privada, en la cual se realizaban actos religiosos.


Salvo el caso de la Ermita de Santa Anna, cuya edificación data de 1613, todas las demás tienen su origen en los primeros años de 1800.

ERMITA DE PINOS

En honor a Sta. Bárbara

Acceso:
A un 1 Km. del núcleo urbano, dirección Alicante por la N-332, tomando la carretera dirección a Xaló CV-750 y a unos 300 m. a la izquierda, se encuentra la carretera de acceso a Pinos C-749 y, a una distancia de 8´5 Km. después de pasar el restaurante Pinos, tendremos un camino a la izquierda con un indicativo de “ermita de Pinos”, que nos llevará hasta ella.

Descripción:
Data del S. XIX. Dispone de una pequeña casa adosada que fue empleada, en su momento, por el sacerdote. Delante de la ermita hay una gran plaza con una cruz y algunas casas alrededor. Tenemos a la izquierda de la ermita, lo que era la casa del párroco, y a la izquierda de ésta y, separada de ambas, por un camino, lo que en su día fue la escuela de Pinos. El camino que separa la ermita de la escuela, nos crea una ventana maravillosa con vistas de la cara N de Bèrnia en la que destaca una larga y estrecha pedriza, la cual llevará nuestra vista hasta “el arc”, un impresionante arco natural de piedra, en la cresta de la sierra de Bèrnia . A partir de aquí, podemos disfrutar paseando por los diferentes caminos y sendas, que nos llevarán hasta la misma fuente de Bèrnia.

Fiestas:
Su festividad se celebra el fin de semana siguiente de las fiestas de la Partida de Lleus y sus actos más destacados son: misa, “Entrà de la Murta”, cenas populares, juegos infantiles, carreras de pollos y danzas típicas.

ERMITA DE BENIMARCO

En honor a San Jaime

Acceso:
Tomamos desde Benissa la carretera en dirección hacia la Fustera (Playas), hasta llegar a un cruce a la izquierda con un indicativo de Benimarco, y a un 1 Km. aproximadamente, llegaremos a una gran plaza con una cruz central, estando la ermita al fondo de la plaza.

Descripción:
Data de 1884. Se encuentra justo en el linde con el municipio de Teulada. Se trata de una ermita reconstruida y tiene la particularidad de pertenecer a los municipios de Benissa y Teulada. A su izquierda y separada de ésta, tenemos lo que en su día fueron las escuelas. Desde aquí tenemos unas vistas impresionantes sobre una franja del litoral. De aquí podemos partir por la urbanización Montemar hacia las calas o playas de Benissa. Esta es una zona con alta densidad demográfica, debido a la gran cantidad de chalets que se han ido construyendo.

Fiestas:
Sus fiestas se celebran a finales de Julio y son compartidas con la población vecina de Teulada. Los actos más destacados son: la “Entrà de la Murta” y plantación del pino, disparo de truenos, pasacalles, misas, degustación de productos típicos, carreras de gallos y cucañas, “mascletà”, vaquillas y meriendas populares entre otras.

ERMITA DE SANTA ANA

Acceso:
El acceso a esta ermita, puede ser bien en vehículo o a pie pero, debido a la cercanía, recomendamos que se haga a pie, para disfrutar más del camino. Podemos dejar el vehículo en la parada de autobuses, y por detrás de la nave de Muebles Martínez, hay un camino asfaltado que en unos 15 ó 20 minutos nos llevará hasta la ermita. Al principio del camino, pasaremos por el lado de un antiguo lavadero (Pou d´Avall) en el que hay una fuente de agua. Lavaderos como éste, hay en muchas partidas rurales. Antiguamente servían para lavar la ropa, estando hoy en desuso. Continuamos iniciando un descenso hasta la ermita.

Descripción:
Data de 1613. Dispone de una bonita fachada en piedra arenisca con puerta de arco de medio punto. En la piedra esquinera de la derecha se grabó la fecha de construcción. Tiene una sola nave. Delante tenemos una plaza pequeña con una cruz central. En su interior hay un pequeño púlpito, un altar de estilo neoclásico, la sacristía a la izquierda y un cuerpo adosado que pretendió ser dependencia para el ermitaño. Siguiendo por una senda llegaremos a una fuente y al lavadero. Estamos en un lugar que invita al descanso y la tranquilidad, escuchando el suave sonido del agua brotar de la fuente, en medio de una abundante vegetación, formada principalmente por chopos. Desde la plaza de la ermita y mirando hacia el Sur, observamos el barranco de santa Ana, que se juntará con el del Quisi, y conducirá nuestra vista hacia Oltà y parte de la Sierra de Bèrnia. Veremos en toda esta zona, extensiones de cultivos mediterráneos como almendros, vid, olivos, etc., y a nuestra izquierda, una hermosa y frondosa pinada, que reforzará de verde este paisaje. Por la parte Oeste de la ermita, veremos parte de la población de Benissa. Desde la ermita podemos caminar por caminos y sendas, hasta la posibilidad de bajar a la población de Calpe, siguiendo paralelamente al Barranc del Quisi, por antiguas sendas.

Fiestas:
Su festividad se celebra el 26 de Julio con los siguientes actos: despertà con cohetes y dulzaina, misa, procesión-refrigerio popular donde la población trae su propia merienda, baile y fuegos artificiales.

ERMITA DE PEDRAMALA

En honor a San Vicente Ferrer

Acceso:
Tomaremos el mismo acceso que para ir a la ermita de San Jaime, pero no nos desviaremos hacia Benimarco, sino que continuaremos en dirección hacia Calpe, hasta llegar a un cruce a la derecha con el indicativo de Pedramala, desviándonos en este punto. Una vez en la carretera de Pedramala, a unos 400 m. Tendremos la señal de “Ermita de Pedramala’ a nuestra izquierda.

Descripción:
Data del S. XIX Delante de ella encontramos la plaza en la que se celebran los principales actos de las fiestas. Su elevada altura, a 245 m sobre el nivel del mar, hace que tengamos un mirador privilegiado y dominemos con nuestra vista desde el Peñón de lfach hasta el Moraig pudiendo ver en todo este tramo desde las playas de Calpe, toda la costa de Benissa, Moraira y el portet de Moraira. Al fondo queda el monte de Puig Llorença, y al fondo el espléndido y azulado Mar Mediterráneo que compartira con nosotros toda su luz y nos invitará a bajar hasta él y recorrer las espléndidas calas que posee el Término Municipal de Benissa. Si visitamos esta ermita por la mañana tendremos, iluminada directamente por el sol, la cara visible del Peñón de lfach, resaltando aún más su belleza. En la carretera de acceso a la ermita, y un poco más adelante, en la parte derecha, podemos encontrar también las antiguas escuelas de Pedramala.

Fiestas:
Sus fiestas se celebran a mediados de Julio y sus principales actos consisten en: Cenas populares, “Entrá de la Murta”, actuaciones musicales, misa y fuegos artificiales.

ERMITA DE LLEUS

En honor a los santos de la Piedra: Abdón y Senén 

Acceso:
El primer tramo será el mismo que el de la ermita de Pinos, pero justo antes de llegar a un puente que cruza la autopista A-7, nos desviaremos a nuestra izquierda tomando un camino asfaltado que nos llevará hasta la ermita.

Descripción:
Data del S. XIX. Llegaremos a una plaza con una configuración similar a la de la ermita de Pinos, con la casa del pá-rroco adosada a la ermita, y algunas casas más, existiendo también una pequeña escuela inaugurada en 1935. Delante hay una peque- ña cruz de piedra y un pozo, al que todos los habitantes de la parti-da tenían acceso.
Esta característica de pozo comunal estaba en todas las partidas rurales, desgraciadamente algunos, debido a la falta de conserva-ción, están en ruinas, ya que muchos de ellos eran de propiedad privada y de uso público.

Debido al emplazamiento de la partida ” Els Lleus”, en las con-fluencias de las faldas de la Solana y Oltà, podemos alzar la vista para ver las montañas que nos rodean. Tendremos la Solana a la derecha, Oltà a la izquierda y destacando en medio de éstas, la Sierra de Bèrnia.
Desde aquí parten numerosas rutas, que los aficionados al sen-derismo podrán disfrutar. El camino asfaltado que nos ha llevado hasta aquí, nos conducirá a la N-332 (Pou Roig) a escasos 3 km. De Calpe.

Fiestas:
Su festividad se celebra a finales de Julio o principios de Agosto y sus actos más destacados son: cena popular, música y baile en directo, misa y procesión, degustación de productos típi-cos tales como: mistela, dulces, aperitivos y pescado a la brasa.

ERMITA DE BENIMARRAIG

En honor a Sta. Teresita del Niño Jesús.

Acceso:
Para llegar a esta ermita, no hay más que continuar por la carretera nacional N-332 en dirección hacia Calpe, hasta llegar a una gran plaza a nuestra derecha, en la cual está la ermita.

Descripción:
Data del S. XIX. Es la ermita más reciente. Está construida paralela a la carretera, y a diferencia de las demás ermitas de Benissa, el acceso no está enfrente del altar, sino que éste queda a la derecha de la entrada. La campana, que está en todas encima de la fachada principal, aquí está a la izquierda de la entrada. Otra diferencia es la escuela, que en las otras esta separada de la ermita, y en este caso, esta adosada a la ermita.
Debido a la proximidad a la población, aquí no hay vivienda para el párroco.
Podemos destacar un gran pino a un lateral de la plaza, que nos invita a contemplar el paisaje hacia el litoral, destacando, al fondo, el impresionante Peñón de lfach y parte de la costa de Benissa y Calpe. Girando podemos ver Oltá, la Sierra de Bérnia y la Solana.
Y si nos gusta caminar, podemos hacerlo por los diferentes caminos, contemplando zonas de cultivo típico mediterráneo, zonas de pinada y observar el sistema de casas de campo típicas de la zona.

Fiestas:
Se celebran a mediados del mes de Agosto, destacando los siguientes actos: música en vivo, celebración de la misa, así como concursos para niños y adultos.

Fuente del articulo: http://www.benissa.net/ver/72/Ruta-de-las-Ermitas.html

ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO Y TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
©RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

Embalse del Amadorio

      Hoy en Más allá de la ciudad queremos mostrarte un sitio bastante bonito para pasar la tarde o dar una vuelta. A unos 5 kilómetros de Villajoyosa, nos encontramos con el embalse del Amadorio, el pantano más cercano al mar de toda España.

       Se empezó a construir en 1947 y está funcionando desde 1957. La presa del Amadorio, de 63 metros de altura y 318 metros de longitud de coronación la encontramos entre la Vila y Orxeta. Este pantano abastece de agua a la Vila y a Benidorm y pertenece a la Cuenca Hidrográfica del Júcar.

      A lo largo del año varía su caudal notablemente. Tiene capacidad para 16 hm3, sin embargo, hace unos días y después de un verano muy seco y un otoño que está siendo muy seco y caluroso, se encuentra al 43,75% de su capacidad con 7 hm3. Según los datos que podemos consultar aquí (varían según la época que leas esta entrada, puesto que se actualizan a la fecha actual), está en niveles inferiores a los de años anteriores. (56,22% esta misma semana en 2012 y 48,13% media de los últimos 10 años).

     Alrededor de la presa podemos observar un par silos de cemento utilizados durante la construcción de la misma (a la izquierda de la imagen) y antiguas estructuras que se utilizaban para el acopio de áridos. Todo ello bien cuidado y restaurado.

RUTA

         Si cruzamos la presa, podemos realizar una ruta volteando el pantano. Hay muy pocas ocasiones en las que podemos acercarnos al agua. Tendrás que atreverte campo a través cuando veas que estás próximo a la orilla.

    La flora que podemos encontrar es la típica de clima mediterráneo, como el pino carrasco, las jaras, romero, lentisco, enebro, esparto, y algunas típicas de ramblas como la adelfa o el taray.

Pequeño islote donde anidan varias especies de aves. Al fondo, Peña de Orxeta.
          Respecto a la fauna, nos encontramos gran variedad de aves (distintas especies de garzas, grandes bandadas de gaviota patiamarilla, cernícalos, águilas…), mamíferos (conejos, ardillas, zorros, jabalíes o la gineta) y diversos reptiles y anfibios. Además nos podemos encontrar numerosas percas y bastante grandecitas.

         La ruta empieza atravesando un túnel por el que cabe un camión encima del otro perfectamente (solo hay que ver las imágenes) y después de él, nos encontraremos una carretera sin tránsito (más delante verás que está cortada, por eso no te encuentras ningún coche) pero termina esta carretera y te incorporas a una con tránsito, aunque bastante escaso. Así hasta llegar al puente de la CV-770, que es la carretera que une Villajoyosa con Orxeta y Sella. En este punto tienes dos opciones: A) darte la vuelta, o B) seguir por el arcén de la carretera hasta la presa. Yo recomiendo que te des la vuelta, porque la segunda opción puede ser un poco peligrosa, ya que esta carretera si que tiene tráfico abundante.

      Aprovecho para decir que en la actualidad está prohibido la navegación con embarcaciones de motor a explosión. Y que SÍ está permitida la pesca, aunque vete con cuidado no te vaya a pasar lo que a este hombre.

        Sin duda, un sitio que merece ser visitado unas cuantas veces. Al lado del aparcamiento, hay una pequeña área recreativa donde poder comer o merendar a la sombra de los pinos. Además, hay bastantes paneles informativos sobre todo lo que he contado aquí y mucho más.

Fuente del articulo: http://masalladelaciudad.blogspot.com.es/2013/12/pantano-del-amadorio-villajoyosa.html
Fuente de la foto:  http://www.beninoticias.com/programa-de-voluntariado-ambiental-que-actuará-en-el-entorno-del-pantano-del-río-amadorio-de-la-vila

ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO Y TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
©RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

La Tentación

La Tentación: redescubriendo la gastronomía tradicional alicantina

Hace casi un par de años, coincidiendo con el nacimiento de mi segunda hija y por azares del destino, mi suegro me llevó descubrir uno de los locales más especiales que conozco en Alicante. Hay que tener un ojo entrenado para poder vislumbrar la verdadera joya que se esconde bajo la fachada de la antigua y entrañable bodega Gambin, ahora rebautizada como La Tentación.
 
Os confieso que la primera vez que entré y miré la carta que tienen expuesta en una gran pizarra pensé: ¡No conozco nada! Es una sensación un tanto sorprendente, como quien va a un país extranjero y lee una carta en un idioma desconocido… ¿Marrajo? ¿Gatet? Menos mal que el padre de mi mujer, alicantino de pura cepa, recordaba todos aquellos nombres de su infancia y me explicó con todo lujo de detalle. Aquel día salí muy impresionado por el nivel tan sobresaliente de mi reciente descubrimiento.
 
En esta ocasión era diferente, ya sabía lo que me esperaba, y os aseguro que, rizando el rizo, ¡estuvo muy por encima de mis expectativas!
 
La Tentación: redescubriendo la gastronomía tradicional alicantina

Uno de los detalles más destacables de esta antigua bodega son sus productos de la terreta: mermeladas, mieles, aceites de Callosa d’en Sarrià, salazones de San Pedro, embutidos ibéricos, aceitunas y encurtidos… Por cierto, también podréis saborear cervezas alicantinas como Sacristán, Santa o Spigha.

Para comenzar, nos sirvieron una cerveza tostada de barril y una tradicional ensalada de capellanes. La cerveza estuvo tirada con verdadera maestría, enfriando la copa con agua y dejándola reposar a medio llenar. Coincidiréis conmigo con que no es habitual que le traten a uno con tanto mimo. La ensalada muy buena y el aceite exquisito.
 
Tras unos instantes fueron llegando el marrajo y el gatet aliñados con aceite. Un bocado exquisito que, aun cuando redacto estas líneas, se me hace la boca agua al recordarlos. Mientras dábamos cuenta de estos entrantes llegó lo que para mi es uno de sus platos estrella: El pulpo seco al soplete. ¡No hay palabras para describir lo sublime de este plato! Tenéis que ir y descubrir por vosotros mismos esta recóndita exquisitez. ¡Éxito garantizado!
 
Para redondear la sesión de tapeo continuamos con unas rosquillas de ensaladilla marinera con huevas de caballa, muy ricas, y unas extraordinarias tostas de pan griego, pericana y sensación de sabores (hueva, mojama, bonito, bacalao, ajo, pimiento, tomate,…) La presentación de las tostas, muy colorista, ya te pone en sobreaviso acerca de la gran combinación de sabores que te aguarda.
 
¡Ah! el pan está hecho por ellos mismos
 
Para terminar, codillo de cerdo lechal amenizado con una patatas de río con queso y sobrasada. El codillo se deshacía en boca como la mantequilla. Horas de horno habían obrado la magia dándole una textura ligera y un sabor consistente. No es nada fácil encontrar carnes de esta calidad. Recomendado.
 
Por último una tarta sacher verdaderamente casera con una original mermelada de naranja. Y a mi, que no me gustan las cosas excesivamente dulces, tan solo os puedo decir que me pareció perfecta. El cortado de crema de turrón que tomé la ultima vez no pudo ser en esta ocasión, pero eso me da la excusa perfecta para volver visitar este lugar tan especial.
 
Hasta ahora os he contado el aspecto gastronómico de La Tentación, pero no puedo terminar esta entrada sin hablar de los artífices de esta experiencia: Juan Antonio Planelles y José Manuel Rodríguez. José Antonio, voz grave acorde a su envergadura, sonrisa perenne y de agradable conversación, nos atendió con tanto amor como podría atenderte un familiar cercano. José Manuel, de mirada viva, es todo maestría en la cocina.
 
¿Habéis visto alguna vez una auténtica máquina de agua selz con más de 100 años de antigüedad?
 
¿Nunca habéis probado un amarguet? Ya no tenéis excusas para visitar La Tentación.
 
Fuente del articulo: http://www.hastalacocina.es/restaurantes/la-tentacion-redescubriendo-lagastronomia-tradicional-alicantina/

ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
© RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR

Plaza de la Iglesia o Canalejas del Campello.

Es uno de los lugares más emblemáticos de la población……..

Es uno de los lugares más emblemáticos de la población, el centro neurálgico por excelencia de las celebraciones religiosas y festivas que se realizan al aire libre durante todo el año.

Esta plaza alberga algunos de los edificios más importantes de la población como la Iglesia Parroquial, dedicada a la advocación de Santa Teresa y a la Virgen de los Desamparados, construida en 1849, en sustitución de la primera que se edificó a finales del siglo XVIII y  reformada entre 1909 y 1911.

En esta plaza también encontramos otros dos edificios representativos de El Campello,  la Biblioteca Municipal  ‘Rafael Altamira’ y el moderno edificio de Urbanismo.

Una mirada atenta a las calles cercanas nos permitirá descubrir alguna fachada de estilo modernista y alguna recóndita plazoleta.

Fuente del articulo.. 

http://elcampelloturismo.com/campelloNew/web_php/index.php?contenido=subapartados_hor1&id_boto=404

ESTE ARTICULO ES SOLO INFORMATIVO TIENEN QUE CONSULTARLO Y VERLO EN SU WEB ORIGINAL.
© RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL AUTOR
A %d blogueros les gusta esto: